Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Mamá Expatriada

Una venezolana en Budapest

Lo mejor de ser mamá expatriada, profesional y divorciada

Tengo la convicción de que los momentos difíciles existen para que saquemos lo mejor de nosotros, para que nos conozcamos mejor, para que saquemos nuestra caja interna de herramientas y sigamos adelante. El éxito personal es cosa de creer o no. Si tú crees que puedes, podrás. Por muy difícil que parezca y te tome el tiempo que sea. Será tu éxito, a tu medida, como tú lo imaginas, no como nadie más te quiera medir.

Algún día, si es que todavía no te ha pasado, te pasará como a mí ahora que rebobino la película de los últimos cinco años y digo: ¡qué difícil fue! Pero sí Sigue leyendoTe puede gustar también:

share

¿Educar hijos religiosos o laicos?

Yo pensaba que la pregunta de educar a tus hijos religiosos o no, solo se la hacían los padres y madres que crecieron con algún grado de educaión religiosa. Con el tiempo y mientras más gente con hijos conozco, me he ido enterando de que la pregunta también se la hacen padres laicos que en algún momento de sus vidas se han questionado la ausencia de valores religiosos en su propia educación, o bien porque ellos mismos han pensado alguna vez que quizá es más fácil crecer creyendoo que dios existe, que empezar a creer en dios cuando ya pasas de los 40, al menos así me lo han comentado Sigue leyendoTe puede gustar también:

share

Cómo seguir siendo una familia después del divorcio

En unas semanas será el aniversario de la firma de mi divorcio y aunque es cierto que la separación ya ha cumplido más de un año, y la fecha de la disolución legal del vínculo no fue la que me pegó más fuerte, ese documento será siempre el recuerdo de uno de los momentos más difíciles y dolorosos de mi vida adulta, y el papel que puso fin a nuestro proyecto de vida conjunta.

Hoy por hoy, puedo decir que me siento muy bien. Es verdad, que soy el tipo de persona que se levanta muy rápido después de caerse y que jamás me doy por vencida. Pero te aseguro que si te lo propones,

share

A mi hija le gustan los disfraces

Yo fui una niña sumamente tímida, así que la idea de disfrazarme ¡me daba pavor! Pero Elena es todo lo contrario, y  si de algo puedo estar segura es de que a mi hija le gustan los disfraces. Desde muy pequeñita demostró interés por jugar a ser: araña, rana, bruja, princesa, chef, monstruo, súper héroe, bailarina, doctora y para tú de contar. Es bien sabido que los niños aprenden a través del juego, y los disfraces no son la excepción.

De todas maneras, no a todos los peques les gusta disfrazarse, y a mí siempre me ha parecido curioso que mi niña tenga un gusto particular por Sigue leyendoTe puede gustar también:

share
Most popular posts

01

Posted on
Qué hacer en Budapest en invierno

A veces pensamos que en invierno ...

5 Ideas para celebrar la Navidad con niños

Hay muchas formas de celebrar la ...

Padres tóxicos como abuelos

La mayoría de los adultos con ...

Qué comen los húngaros en Navidad

Cada fiesta tiene un sabor, un ...

Translate »