Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cómo seguir siendo una familia después del divorcio

En unas semanas será el aniversario de la firma de mi divorcio y aunque es cierto que la separación ya ha cumplido más de un año, y la fecha de la disolución legal del vínculo no fue la que me pegó más fuerte, ese documento será siempre el recuerdo de uno de los momentos más difíciles y dolorosos de mi vida adulta, y el papel que puso fin a nuestro proyecto de vida conjunta.

Hoy por hoy, puedo decir que me siento muy bien. Es verdad, que soy el tipo de persona que se levanta muy rápido después de caerse y que jamás me doy por vencida. Pero te aseguro que si te lo propones, puedes salir adelante. Hay que sacar la caja de herramientas que llevas dentro de ti y usar todo lo que necesites para volver a estar bien. No hay que negar el dolor, hay que pasarlo completo, mientras más pronto aceptamos la verdad, y nos enfrentamos a los sentimientos que nos genera, mucho más pronto podemos cerrar ese capítulo sanamente y seguir adelante, por ti y por tus hijos.

Me gustaría decir nuevamente (ya lo he dicho en otros posts) que no soy partidaria del divorcio como primera solución, pero si me lees desde hace tiempo, sabes que en nuestro caso, no había nada que negociar ni posibilidad de arreglar las cosas. Sin embargo, eso no hizo el duelo menos doloroso, ni me salvó de la tarea de perdonarlo a él y a mí misma (aunque yo no hice nada para que se terminara nuestro matrimonio) por no haber podido seguir juntos.

Por fortuna mi ex y yo hemos logrado construir una nueva relación desde la empatía, el respeto por unas reglas claras, un gran sentido de la responsabilidad como padres, y el inmenso amor que tenemos por nuestra hija. Me gustaría compartirte lo que nos ha servido a nosotros para seguir siendo una familia después del divorcio, con la ilusión de que a ti también te pueda ayudar.

 

Cómo seguir siendo una familia después del divorcio

Cómo seguir siendo una familia después del divorcio

 

Tips que nos han ayudado a seguir siendo una familia

 

Primero tú

Lo primero es estar bien tú como persona. Debes luchar a capa y espada por volver a sonreír, por dejar el dolor atrás, por recordar que eras una persona valiosa y hermosa antes de haberte casado, y ahora también lo eres, incluso aún más, porque ahora tienes a tus hijos. No has perdido el tiempo, has vivido, has cambiado, has aprendido y has crecido mucho. Trátate con respeto, con mucho amor, con paciencia. Si tú no estás bien, tus hijos tampoco pueden estar bien.
Dejando el hoyo negro

Una vez que salgas de ese hoyo negro en el que todos caemos tras el divorcio. Empieza a planificar cómo quieres que sea la nueva relación con el padre de tus hijos. Sé que es muy difícil cuando esa persona no está en la misma sintonía que tú, sobre todo si es él de personalidad conflictiva. Pero en caso de que tu ex no represente un peligro para tus hijos, y que esté dispuesto a verlos con frecuencia. No te dejes llevar por tu corazón partido haciéndole difícil que vea a los niños. Recuerda que no solo le harías daño a él, sino también a tus hijos.
Visitas y tu ex

Si tu ex está de acuerdo en ver a los niños con regularidad. Hagan un calendario de Google y vayan poniendo las fechas. A nosotros nos ha servido muy bien, porque de alguna manera evita discusiones o desacuerdos telefónicos, olvidos o malos entendidos. Además te ayuda a planificar tu tiempo libre con anticipación.

Una vez al mes o cada 6 semanas planeen alguna actividad que puedan hacer todos juntos y no genere conflicto. Por ejemplo, nosotros solemos ir a comer fuera o cenar juntos una vez al mes. Eso porque nosotros somos foodies (los dos) y mi hija ha crecido explorando restaurantes. Así que hemos mantenido esa costumbre y ver a la niña feliz probando cosas nuevas nos da mucha satisfacción.

Si pueden celebrar cumpleaños juntos, navidad, año nuevo, o asistir a los actos de la escuela o extracurriculares juntos, puede ser muy importante para los niños. Hay que pensar que aunque ustedes dos ya no pudieron seguir juntos, de esa unión resultaron estos niños estupendos y que tanto orgullo les dan, por ellos vale la pena intentar ser amigos.

No te hagas falsas ilusiones y haz tu vida

Acepta que una relación cordial no quiere decir que exista la posibilidad de reconciliarse o de volver a intentarlo. Aunque he escuchado de parejas que se vuelven a casar pasados los años de su separación. Mi consejo es que no te aferres al pasado, déjalo ir, ábrete al presente, y en consecuencia, al lindo futuro que te espera.

Haz tu vida. El hecho de que sigan siendo una familia, en el sentido de que para tus hijos ustedes dos serán siempre sus padres, recuerda que él ya no es tu pareja y eres libre de encontrar a otra persona. Hablando con varias amigas, he notado que es bastante común experimentar sentimientos de culpa por salir con otra persona después de muchos años con la misma persona. Sacúdete esa tontería del cuerpo y atrévete a conocer gente nueva. Al menos sal con amigas, invéntate programas culturales, deportivos, viajes, excursiones, cursos. En fin, ¡haz cosas que te hagan sentir bien!

No olvides que los críos crecerán y volarán lejos del nido. Si no haces las paces ahora, ¿entonces cuándo? Que pelearse en la boda de uno de los hijos es de muy mal gusto. Mejor tratar de llevar la fiesta en paz, mientras más pronto lo hagas, más pronto podrás seguir adelante con tu vida.

¡Cero rencor hacia papá!

No le hables a tus hijos mal de su padre. Es posible que él te haya causado mucho dolor, pero al compartir los detalles de tu desilusión con tus niños puedes (sin querer) hacerles sentir culpables por querer ver a su papá, o por quererle. Recuerda que la relación tuya con tu ex, no es la misma que la de tus hijos con él. Evita hacerles sentir que si te quieren a ti, no deberían quererle a él. Es importante que tengas en cuenta que para el desarrollo sano de la personalidad y la construcción de la identidad, todos necesitamos estar en paz con nuestra madre y con nuestro padre. Ya cuando tus hijos crezcan sacarán sus conclusiones, tendrán sus preguntas, y lo ideal es que no tengan rencores con ninguno de sus progenitores.

Motiva a tus hijos a superar el dolor del divorcio de sus padres desde tu ejemplo. Si tú estás bien, ellos estarán bien. Incluso si el padre no se muestra abierto a verlos o les falla en las visitas, trata de no reforzar esa imagen negativa que él mismo se va creando. Yo me limitaría a consolar al niño, pero sin decirle “es que tu padre es esto” o “ya sabía yo que”. Ponte en el lugar de tu hijo y piensa en cómo hacerle sentir que el hecho de que su padre tome las decisiones que tome, no significa que no le quiera, tampoco que sea una mala persona (en caso de que así sea).

Espero que mi testimonio te sirva de inspiración. Te dejo las frase que se han vuelto mías después de mi divorcio y que me han dado fuerzas para seguir adelante:

Nada es imposible ni para siempre.  El pasado ya no lo puedes cambiar, el futuro no lo conoces, pero ¡el presente está aquí y ahora! Disfruta tu vida y vive con alegría.

 

 

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
This work by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
3 Responses
  • remorada
    marzo 7, 2017

    me alegro tanto por los tres! ^^

  • Mamá en Bulgaria
    febrero 16, 2017

    Admiro tu entereza, vecina. Y también tu forma de ver algo positivo en todo. Me alegra leerte animada.
    Un abrazo!

    • madrexilio
      febrero 17, 2017

      ¡Muchas gracias vecina! Me alegra que pueda transmitir una actitud positiva. En la vida hay que tener entereza, mucha fortaleza y nunca dejar de creer en el amor, esa fuerza que nos mantiene vivos a todos. Para mí la vida es la representación máxima del amor. Todos tenemos nuestros calvarios y retos personales, y siempre salimos adelante, siempre se puede 🙂
      Otro abrazo para ti desde Budapest

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »