Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cosas raras de los húngaros

Todo expatriado experimenta un profundo sentimiento de extrañeza respecto a la cultura y costumbres del país al que emigró. Según los expertos dicho sentimiento se conoce como: “cultural shock” y se estima que desaparece por sí solo a los 6 meses o el primer año de la estancia en el nuevo país.

Hace muy poco me di cuenta de que a pesar de llevar más de 4 años viviendo en Hungría, tener 50% de sangre húngara en mis venas (mi familia paterna es de aquí), hablar el idioma y estar casada con un húngaro, sigo en “shock” respecto a muchas costumbres y comienzo a pensar que nunca lograré asimilarme por completo. Les comparto una lista de las cosas raras de los húngaros que hasta hoy me hacen suspirar. A ver si ustedes las encuentran menos raras y me dan ánimos para dar el salto y terminar de aclimatarme.

Cosas raras de los húngaros con los números:

  • Contar “hasta cien” no empieza en 1 sino en 100. O sea, cuentan “para atrás”.
  • Para dar propina no se dice cuánto quieres dejar, ni la pones en la mesa después de pagar. Debes hacer la operación matemática, así:
    Digamos que pagas 50 con billete de 100 y quieres dejar 10 de propina, entonces le dices al camarero: me da 40 de cambio. Si no lo haces así, el camero/a piensa que no le queires dejar nada y se pone “muy simpático”.
  • Cuando te preguntan la edad, no te dicen “¿cuántos años tienes?”, te dicen “¿De qué año eres?” o “¿Cuándo naciste?”  He llegado la conclusión que lo hacen así para que no te de tiempo de mentir y quitarte unos años 😉
  • En una de las líneas del metro (la 3) los cronómetros en los andenes indican hace cuánto que se fue el último tren, no cuándo viene el próximo. Todavía no comprendo muy bien la lógica de esta costumbre. En todas las demás líneas del metro el cronómetro va contando cuánto falta para el próximo.

Cosas raras de los húngaros en el compartamiento social:

  • Mirar a la gente de arriba a abajo, al igual que mirar fijamente a las personas (como estudiándolas) es normal. Esto pasa en todos los espacios públicos.
  • No sonreír jamás a un desconocido, aunque esta persona le sonría amablemente.
  • Preguntar las cosas más incómodas y con cierta saña no es raro: “cuánto ganas”, “cuánto pagas de hipoteca”, “cuántos años llevas esperando casarte y tu novio no te pide la mano”, etc. A ver, dicho de otro modo, ser un chismoso, un cotilla, un metiche es un sentimiento nacional, no una característica de la pesada de la vecina.
  • Hacer comidilla de tus amigos o incluso de familiares más allegados. Creo que esta es la cosa que más me choca de todas, a ver, yo soy incapaz de estar develando las desgracias secretas de mis amigos o familiares en público, aquí es normal. Les pongo un ejemplo, en un grupo de amigos (no los míos) que se conocen desde años, se va X chica al baño y la “mejor amiga” le dice a todos los presentes: “Saben que X ya por fin no es virgen” y sigue contando… ¡oiga que con amigas así yo prefiero seguir con mi mundo 2.0! Y no crean que es un caso aislado he visto madres hablar de las tragedias de sus hijos -ya adultos- en público.

Cosas raras de los húngaros y la comida:

  • Comer patatas con pasta.
  • Comer como primer plato pasta con mermelada.
  • Comer sopa de frutas (fría) en verano.
sopa de frambuesas y cerezas

www.cafefive.hu

Seguramente se me olvidan ahora alguna cuantas cosillas interesantes, pero es lo que tiene ya no ser recién llegada, hasta las cosas más insólitas se me empiezan a volver normales.

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Cosas raras de los húngaros by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
38 Responses
  • Rozi
    Octubre 2, 2016

    Hola quería que hablarás de las comidas mas emblemáticas de hungria

    • madrexilio
      Octubre 5, 2016

      Hola Rozi, esrá bien, lo voy a hacer. Gracias por comentar 🙂

  • Mini
    Mayo 30, 2016

    Yo vivo en Hungría desde hace 3 años, estoy casada con un húngaro. Entre las cosas que mas me han puesto en “shock” son estas: 1) Cuando mi suegra viene a visitarnos a casa se pone a inspeccionar la limpieza de la casa de casa, vamos, hasta las alfombras levanta para ver si no hay polvo, es tal su “pulcritud” que puede vover loco a cualquiera. Imagina, nosotros tenemos 2 niños en casa (el mas pequeño de 3 años), así que eso de tener la casa sin una sola mancha es algo totalmente fuera de la realidad. Ese mismo comportamiento lo he notado de otra gente, vamos, pecar de querer ser “limpios”. 2) En cuanto a la comida, sigo echando de menos el pescado del “mar” (no de lago). 3) Como detalle, durante el varano la gente visita el lago Balaton y lo curioso es que ellos dice “vamos a la playa” (playa?? si en Hungría solo hay un lago y no una playa), pero la gente va al famoso lago con bikini y con sombrilla de playa….vamos, algo fuera de serie…

    • madrexilio
      Junio 5, 2016

      Hola Mini, fíjate que lo de ponerse fascinados con el Balatón lo entiendo, todo lo demás es la verdad tema de diferencias culturales y quizá hasta de no conocer normas de cortesías. Aunque creo que en general, muchas suegras tratan de minimizar a las nueras independientemente del país y de la nacionalidad. Lamento que tengas que pasar por esas “inspecciones” me imagino que es muy incómodo. Recuerda que esta sociedad es sumamente patriarcal y tristemente en muchas familias el valor de una mujer reside en ser la “ama de casa perfecta”. No tomes nada personal, sé que es difícil pero es el mejor consejo que te puedo dar.

      Un abrazo desde Budapest

  • Nombre
    Junio 13, 2014

    Ahora que lo dices tienes razón: cuando los ninos juegan al escondite cuentan hacia atrás empezando en 100. Pero probablemente esta es la única ocasión cuando contamos al revés. Creo que es así para que el nino que va a buscar a los demás no pueda farfullar los números y tenga que contar despacio siempre pensando en el número siguiente y así los otros tendrán tiempo para esconderse.

  • Nombre
    Junio 12, 2014

    Hola! Soy húngaro y he encontrado tu blog por casualidad. Tus observaciones son muy interesantes y por lo general correctas. Sin embargo eso de contar hasta 100 al revés no lo entiendo. Quieres decir que contamos así 100 99 98 etc? Pues yo siendo húngaro nunca lo he visto.

    La falta de sonrisas es verdad, sin embargo si húngaro te sonríe puedes estar segura de que realmente está alegre y muestra afección. A mí me molestó mucho esa sonrisa artificial constante que ví en los Estados Unidos. todo el mundo te sonríe y tú crees que son amables mientras en realidad no les importas un pepino.

    En mi opinión no es que nosotros los húngaros seamos chismosos, sino que nos gusta mucho quejarnos de todo y contar nuestras desgracias (y las de nuestros amigos y familiares) a todo el mundo. Puede que a otras naciones les guste contar sus éxitos y alegrías, a nosotros nos gusta presumir de ser los más desgraciados y siniestrados.

    • madrexilio
      Junio 13, 2014

      ¡Hola otra vez! Aprecio mucho tus comentarios, de verdad que me has sorprendido gratamente. Comparto tu opinión, en cuanto a lo de compartir desgracias, sabes que con los años he llegado a la conclusión de que la gente húngara cuenta sus desgracias porque si cuentas que te va bien los demás te ven como un bicho raro, tal vez con un poco de envidia. ¿No te parece?

      Lo de las sonrisas falsas de los Estados Unidos, puede que sea más una formalidad que un sentimiento, eso es verdad. Pero otra vez vuelvo a mi cultura latina, nosotros sonreímos como un gesto no sólo de amabilidad, sino de complicidad con el otro (en una situación especifíca y aunque no le conozcamos), por solaridad, por simpatía o por supuesto para filtrear… es decir, hay muchas razones para sonreír en cada cultura.

      Lo de contar al revés, se lo he escuchado mucho a las personas en juegos con niños, no digo que cuenten al revés siempre. Disculpa si no lo expresé correctamente.

      Saludos, espero leerte otra vez 🙂

  • Madre Solo Hay Una
    Abril 8, 2014

    Pues si cuentan de 100 para atrás, no me sorprende que en la parada de trenes aparezca a qué hora se fue el último tren y no a qué hora llega el siguiente 🙂 Estos post me gustan muchísimo!!! Hubo una época en mi vida en que yo quería mudarme a vivir a un lugar rarazo, sumamente diferente a mi país de origen. Y mira, si bien Colombia es, en términos generales, parecido al Perú, hay cosas que nunca entenderé… como por ejemplo que cuando contestas el teléfono, la voz que llama te pregunte: “Con quién hablo?” No se supone que la persona que llama es quien debe identificarse primero? 🙂 Pasa la mismo en Venezuela?

    • madrexilio
      Abril 13, 2014

      Jajajaja, me has hecho reír, es verdad, los colombianos (creo que sobre todo en la costa) hacen eso de preguntar con quién hablo en lugar de identificarse primero. En Caracas (no sé decirte en toda Venezuela) la norma general es identificarse si es uno quien llama. Pero siendo que en los 80’s hubo una gran migración de colombianos (en general casi todos costeños), la norma se fue superponiendo y hot en día ya no es tan raro decir “con quién hablo”, en lugar de decir con quién quieres hablar. Cosas culturales 😉

  • Pao y Muriel
    Abril 3, 2014

    Yo tambien me sentiría en shock!!! Lo que rescato es la idea (no tan tácita) de “infinitas” culturas… Cada vez que te visito descubro un mundo desconocido para mí. Imagino que si ellos vienen a América Latina deben sorprenderse mucho…

    Beso grande

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      A sí, si van por nuestras tierras seguro que les parecemos unos extraterrestres! Es lo que tiene la diversidad, a pesar de internet y el mundo globalizado, las diferencias culturales sí que siguen existiendo.

      ¡Otro beso para vos!

  • madrexilio
    Abril 3, 2014

    Me alegra que te haya gustado, lo de los número da para escribir muchos más posts. La verdad es que los húngaros tienen en su historia (y en la de la humanidad) muchos matemáticos y físicos brillantes. al parece su manera de entender el mundo (la lógica) les da una increíble agilidad con el mundo de los números y por supuesto, con el de la música 🙂

  • newlymami
    Abril 3, 2014

    Jajaja como me has hecho reír sobretodo con las cosas raras de los húngaros con los números. Muy buen post 🙂

  • Mami Katabum
    Abril 2, 2014

    Llegar al metro y pensar “si hubiera salido de casa dos minutos antes!!” Que locos!!!
    Oye yo preguntó siempre el año y lo la edad :s y la gente se queda así o_O

    Lo de pasta y mermelada!! Jajajja ve esto. http://m.youtube.com/watch?v=DS8MegEiKLk

    En Ecuador comemos pasta y arroz. Pura nutrición!! Jajajaja

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      Y yo quejándome de las patatas con pasta… jajaja. Y parace que tú tienes más de húngara que yo, ¡las cosas de las que se entera una en la red!

  • Planeando ser padres
    Abril 2, 2014

    ¡Pues sí que son especiales! Para echarles de comer aparte vamos. Eso de la vena cotilla no lo soportaría el papá de la bichilla, con lo crípticos que somos aquí para los temas de dinero, la edad de las mujeres, y desde que empezó la crisis ¡el tema de las hipotecas mejor ni tocarlo!

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      Parece que soy media catalana y no me había enterado, ¡ja ja!

  • Azul Celeste
    Abril 1, 2014

    Recién me suscribí al blog de 1MadreInItaly por leer sus búsquedas Frikis y sus cosas raras de los italianos, ahora me topo con lo raro de los húngaros y no paro de reír.
    Habría que ver que dicen de los mexicanos, los venezolanos, los latinos que opinan de nosotros los búlgaros, alemanes, húngaros, españoles, etc. de nuestras costumbres raras 🙂
    ¡un besazo!

    • Azul Celeste
      Abril 1, 2014

      Sí, sí, a mí también me hace sentir muy mal sonreír a alguien y que me devuelva una cara de disgusto 🙁

  • madredelsigloxxi
    Abril 1, 2014

    Son un poco raritos, no? Pues mira a mi lo de la sopa fría de frutas me da igual, pero la pasta con mermelada!!! esa es una aberración, casi casi me hace preferir la pasta con ketchup de los gringos o peor los “espaguetis dominicanos” que ni te digo como son porque no quiero revoltearte el estómago, jejej. Lo de cotilla creo que estamos al mismo nivel que aquí a mi me vuelve loca, pero respiro y cuento hasta 100 (de 1 a 100) y sonrío, que más me queda? es su cultura y si en 20 años no he podido asimilar ciertas cosas pues ya me las tomo con calma. Eres valiente y me encantaría saber que dicen tus lectoras húngaras porque si yo escribo las cosas raras de los dominicanos creo que me tendré que mudar del país porque si por el de las niñeras casi me linchan, no quisiera yo saber… besos querida y espero que ya el sol se esté asomando a diario x allá 🙂

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      Lo mismo me preguntaba Desmadreando… pues fíjate que como escribo con respeto y no digo que estén locos, ni emito juicios de valor negativo cuando escribo estas cosas, parace que no se lo toman mal. Lo que me han dicho (hasta ahora) es que les gusta ver cómo un extranjero ve sus costumbres. Un beso

  • Dolega
    Abril 1, 2014

    jajajaaj Me has hecho reir de verdad.
    Creo que todos los países tienen sus particularidades.
    Por lo que cuentas, parece que es un pais que todavía tiene mentalidad de pueblón. 😛
    Me ha encantado lo de la amiga anunciando la no-virginidad de la pobre que estaba en el baño juas juas juas, no faltó nada más que cuando volviera la recibieran con un gran aplauso jajajajajja
    Lo de la comida creo que nos pasa a todos. Llegamos a sitios y sus costumbres nos parecen rarísimas.
    Lo de las propinas también lo he visto en Espña, eso de decir “devuelveme tanto” para decirle al camarero cuanto se tiene que quedar de propina.
    Aunque te parezca mentira, con los años encontrarás todo eso normal y corriente, lo divertido es explicárselo al que llegue nuevo 😛
    Besazo

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      Sabes que me he pasado medio día pensando en la escena que nunca ocurrió del aplauso, hubiera sido una cosa muy rara, pero quizá hasta divertida. Beso para ti también

  • Desmadreando
    Abril 1, 2014

    Lo de comer sopa de frutas como la de ciruela ¡ME RECHIFLA! 😛 cosas raras pero simpáticas lo de contar de 100 pa atrás…lo de viborear baaaah en méxico es igual no? digo es por naturaleza….

    Me quedé pensando que qué opina la gente húngara que te lee? Recuerdo en mi post de la vestimenta “española” no todo mundo se lo tomo graciosmente 😛 un besote desmadroso

    • madrexilio
      Abril 3, 2014

      Pues vente un verano y te deleitas con las sopas de frutas hay de todo: melón, durazno, cerezas, moras, etc.
      Respecto a lo de la gente húngara que me lee. Le contestaba a Madre del siglo XXI (más abajo), que como no digo cosas negativas, ni digo que están locos ni que les odio, se lo toman como interesante. Seguro que habrá alguno que se ofenda, pero aún no me lo han dicho. Lo que sí, es que los mismos húngaros se saben distintos al resto de la humanidad y tienen orgullo en ello, dicen que su “rareza” les ha dado tantos premios nobel, músicos y científicos prominentes, creo que algo de razón llevan porque la lógica matemática pura dicen los científicos se parece mucho a la base para crear música clásica.

      Un beso desde Budapest

  • Sandra
    Abril 1, 2014

    Bueno, a mi me pasa igual! Llevo 6 años en Praga y creo que ahora que tengo una hija me cuesta más adaptarme a algunas cosas que a lo mejor antes “toleraba”. Me imagino q es porque me da miedo que mi niña adapte esas costumbres raras para mi :-(. Pero bueno, mucho ánimo y que con el verano se resalten todas las cosas buenas por las que estamos lejos de nuestra tierra! Un beso grande y gracias por escribir, me encanta leerte y me siento súper identificada. 😉

    • madrexilio
      Abril 2, 2014

      Hola Sandra, es un gusto saber te gusta el blog 🙂 Lo que has dicho de la adaptación cuando ya hay hijos es muy cierto, eso a mí y creo que a muchas otras mamás les duele un poquito.
      Un beso desde Budapest

  • remorada
    Abril 1, 2014

    qué cosas curiosas y divertidas! en casa de una mis abuelas se comía la pasta con pesto genovés con papas encima! (además de las sopas que llevaban las dos cosas, claro)

    lo de la propina lo vi en algunos sitios de Canadá, pero solo cuando dejas más de lo que la convención indica (15%)

    y, entre nos, siempre pienso en las cosas raras que he visto/vivido aquí, pero me da corte decirlo abiertamente… tomando en cuenta que la mayor parte de la gente que me lee ES DE AQUI! XD

    • madrexilio
      Abril 1, 2014

      Tu abuela y mi abuela como que van a resultar ser parientes XD

      Te entiendo que te de corte poner las rarezas de tu nueva tierra en el blog… a mí me no me importa tanto, aunque de acuerdo a las estadísticas sólo el 20% de mis lectores están en Hungría, y ve a saber las barbaridades que leerán gracias a google translator.

  • Mamá en Bulgaria
    Abril 1, 2014

    Vaya vaya algunas cosas son muy extrañas! Me sorprende que sean tan cotillas los húngaros y también esa extraña manera de calcular, pero me encantan estos temas expat jaja! Mássss! 🙂

    • madrexilio
      Abril 1, 2014

      Jaja, más habrá, ya sabes que estos temas son los nuestros. Entre expatriadas nos entendemos 🙂

  • Marta
    Abril 1, 2014

    Buenos días! O tardes ya, imagino que al vivir allí hace que no se vea la hilaridad que produce algunas de esas situaciones. Contar hasta cien del revés, madre mía, hay que ver como se complica esta gente. Lo del metro debe tener una explicación histórica ya que es la única línea que cuenta distinto, no??
    La seriedad, no sonreír a los demás… Ellos mismos, pero serían un poco más felices sonriendo. Yo incluso saludo a gente por la calle que no conozco.
    Eso sí, las cosas de meterse con la gente, incluso la cercana, o mirar de arriba a abajo a los demás… Me parecen horribles.
    Besos especiales!

    • madrexilio
      Abril 1, 2014

      Sí, serían más felices. De verdad, a mí me afecta mucho, mejor dicho, me pone de los nervios que no te respondan la sonrisa. Lo del metro lo he preguntado hasta en el Museo del transporte y no me saben dar razón.

  • 1Madreinitaly
    Abril 1, 2014

    Qué bueno Bea!! me ha encantado 🙂 lo de la propina sería incapaz de hacerlo “elegantemente” jajaja a mi me gusta el dejar el resto en la mesa e irme, me parece mucho más romántico que anunciarle cuanto le vas a dejar.
    Contar para atrás, cuando se fue el útlimo metro… madre mía qué manera de complicarse! jajaja
    Me sorprende mucho esa vena cotilla, no me lo esperaba.
    Sigue contando estas cosas porfa, me interesa mucho! besotes!!

    • madrexilio
      Abril 1, 2014

      Pues sí, aquí el cotilleo es duro y casi deporte nacional. Hay montones de revistas de chismes, programas de TV y hasta de radio dedicados al puro cotilleo de famosos, sobre todo a los nacionales, a los extranjeros no los tocan tanto.

      ¡Besos para ti también!

  • Ay sisisissi! Cuántos recuerdos!
    Para mi que mira que he viajado; era el país que más me costó adaptarme.
    La línea 3 de metro, no era la azul? Cuando yo fuí, era con los vagones rusos todo escrito en cirílico, tenía en la cabeza metida la película French connection y una escena de escaleras del metro.
    Pero eso si es verdad, que van por horarios fijos, aquí también(sólo que no hay subte) a tal hora sale el autobús y a tal hora pasa…
    Y lo de los ańos también, debe ser para hacer cálculos mentales y tener ágil la mente XD.
    Te apunto una cosa más que me llamaba la atención es que me parecían más grandes las mujeres que los hombres jeje.
    Pero ahora en primavera debe estar hermoso!.

    • madrexilio
      Abril 1, 2014

      ¡Es que este país se las trae Gema! Es difícil adaptarse, como bien has dicho está ya todo muy bonito, floreado y con un clima casi de verano. La línea 3 es la azul, ¡correcto! Los trenes de esa línea siguen siendo los de la época comunista, aún no los cambian, el resto de las líneas son modernas 🙂 y bueno la línea 1 (amarilla) del minimetro. Lo de las mujeres más grandes que los hombres puede ser, al menos en el caso de mi marido, casi que yo le gano en peso jajajaja, que no en altura…
      Un beso

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »