Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El Ratón Pérez y el Hada de los dientes en Hungría

Unos meses antes de quedar embarazda tenía una cita programada con mi dentista para sacrame una muela del juicio que estaba saliendo en una forma bastante dolorosa y arruinando mi sonrisa perfecta. Desafortunamente, tuve un accidente muy tonto (no corras para alcanzar el travía en zapatos de tacón) y me rompí algunos huesos de mi pie izquierdo. Tuve que llevar un yeso (escayola), y pasé varias semanas en casa sin ser capaz de ir a ninguna parte sola. Me habían recetado anticoagulantes para prevenir trombosis, que al parecer es un efecto muy común en fractura de extremidades inferiores. Así que cuando llamé a mi dentitsa para preguntarle si de todas maneras podía llevar a cabo el procedimiento, la respuesta fue: “No. Tenemos que esperar hasta que te recuperes completamente. No puedo ponerte anestesia cuando hay riesgo de trombosis.”

raton perez y tooth fairy collage

Pasé semanas con dolor duplicado por la fractura y el molar a medio salir, tratando de olvidar mi mala suerte me pusé 5 kilos encima por la falta de actividad física y creo que tal vez comí un demasiado… ¿no?.  A lo hecho, pecho. Para finales de enero de 2012 estaba completamente recuperada de la fractura y muy contenta con la idea de que me sacaran la bendita muela, empezar dieta y volver a hacer ejercicio. Entonces la Ley de Murphy me jugó una mala pasada… mi dentista se enfermó y postpuso todas las citas un mes. En ese tiempo quedé embarazada y tanto mi diente, como los kilos de más se quedaron haciéndome compañía por otro añito más.

Es cierto que puede haber hecho que me quitaran la muela sin anestesia durante el embarazo, pero como entenderán, no me hacía nada de ilusión esa opción. Por fin ayer fui lo suficientemente valiente para ir a que me arrancaran el juicioso molar, que ya estaba más que afuera y el resto de mis dientes más que movidos. Debo decir que me sorprendió gratamente lo fácil que fue todo, no me dolió (claro que me dieron anestesia local, con la buena suerte que es de las que te dejan amamantar sin problema), fue una extracción limpia y rápida.

Me fui a casa rauda y veloz para ver a mi bebé (estuve lejos de ella sólo dos horas, pero me pareció una eternidad) y me moría de ganas por presumirle a mi marido lo valiente que había sido. Una vez en casa, le mostré mi muela y le dije que me gustaría tomarle una foto y enviársela a mamá para que el Ratón Pérez (o el Hada de los dientes) pudiera enviarme un regalo. A el Sr. Choki no le pareció simpático ni conmovedor que haya tenido un arranque tan infantil, más bien se quedó callado y me miró con desconcierto. Entonces me di cuenta de que El Ratón Pérez y el Hada de los dientes en Hungría no son populares. Cuando le pregunté si sabía de qué estaba hablando, me confirmó lo que ya temía. Me dijo que lo había escichado de ello, lo había visto en las pelís pero que no lo practicaban en casa. Le conté lo mucho que me gusta esta tradición y cuanto me gustaría que nuestra hija la conociera, como el Sr. Choki no tiene prejuicios a las cosas nuevas, estuvo de acuerdo en incluir esta costumbre en nuestra multicultural familia. Así que cuando la pequeña mude sus dientes de leche, tendremos visitantes de tierras muy lejanas.

¿Visitan a tus hijos el Ratón Pérez o el Hada de los dientes cuando se cae uno de leche? ¿Cómo lo hacen en tu familia? ¿Les traen dinero o caramelos? ¿Los ponen debajo de la almohada o en un muñeco?

Images source: Pinterest, not copyright was specified.

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
This work by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
13 Responses
  • madredelsigloxxi
    abril 27, 2013

    Mi esposo es dominicano y también se quedo como raro cuando le hablé del “Topolino” , aquí tampoco se usa, al igual con Santa Claus es una tradición de no más una década, lo que más se celebran son los Reyes ellos traen juguetes. Te juro que cuando me mude aquí por primera, yo con 9 añitos, me encontré tan raro todo eso, Reyes, quienes son los Reyes y mi Befana (vieja Belén ) no vendrá a traerme dulces? Todo un mega shock cultural.
    Yo siempre digo que las familias multiculturales salen ganando en todo y esta es una de las tantas veces, pues mi niño tendrá Topolino, Santa, Reyes y Befana ahhh y también el Easter Bunny que en Italia no existe, pero es una tradición que me gusta y me hace ilusión implementara con mi rayito.
    El Topolino me dejaba el dinero en una taza en la ventana, pues a mi y a mi hermana nos daba pavor que entrara y mami dijo que igual le ponía los dientes en. La. Taza y el dejaría el dinero 😉
    Besos

    • madrexilio
      abril 27, 2013

      Qué bonito que todos tengamos nuestras tradiciones y podamos pasarlas a nuestros hijos. Como tú dices,ellos son los afortunados tendrán regalos a cada rato y casi todo el año jeje.
      Me dio risa eso de que les daba miedo que entrara el Topolino 🙂

      Un abrazo

  • Tamara
    abril 27, 2013

    Madrexilio, te cuento que tengo un sobre con la mayoría del gran botín que le raspé al Ratón Pérez de mis tres pequeños. Antes se acostumbraba hacerle una montura de oro al primer diente de los niños.
    Muy buen post, besos,

    • madrexilio
      abril 27, 2013

      Hola Mami, me alegra que pasaras a leer y comentar. Lamento que no los hayas clasificado por hermano, ahora tendremos que hacer una prueba de ADN para saber cuál de cada quien, jajajajaja. Suena a capítulo de CSI.

      Un beso desde Budapest

  • madrexilio
    abril 26, 2013

    Pues sí, tienes razón. He sido una ingenua jajaja, pero menos mal que a mi marido también le hace ilusión seguir la tradición.
    Otro abrazo para ti

  • Gemma/El Sur (@Gemma_311)
    abril 26, 2013

    Uff, primero, lo de la muela del juicio, a mi me han quitado las dos de abajo por que nunca salieron y me destrozaban la mordida y con los embarazos empeoraba por la hinchazón de encías. Estuve fatal una semana.
    Y lo del Ratoncito Pérez es una historia que se escribió por encargo de la Reina María Cristina, regente del pequeńo Alfonso XIII que se le había caído un diente. La historia original es la de un ratón y un pequeńo rey llamado Buby. En el Madrid de aquella época, había mucha pobreza y el ratón cambiaba los dientes por monedas o comida para los nenes pobres.
    Por cierto, vivía en la calle del Arenal, cerca de la Puerta Del Sol; en una caja de galletas de la confitería Prat, hoy desaparecida, pero mi madre que vivía allá cerca la recuerda. Existe una placa que le puseo el ayuntamiento de Madrid.
    saludos!

    • madrexilio
      abril 27, 2013

      Mil gracias por compartir esta linda historia Gemma, la verdad, no la conocía y me ha hecho mucha ilusión conocerla.

      Un abrazo desde Budapest

  • desmadreando
    abril 26, 2013

    En México es el ratón a secas y pues se ponía debajo de la almohada…pero vamos que aquí en España el ratón tendrá nombre y apellido 😛

    Un besote desmadroso

    • madrexilio
      abril 26, 2013

      En Venezuela es Ratón Pérez y también se ponía debajo de la almohada.
      Un beso desde Budapest

  • Loquemeahorro
    abril 26, 2013

    ¿Sacarse una muela sin anestesia? Y además una del juicio??? ¿Pero eso es legal?

    Yo al Ratoncito Pérez le tengo mucho cariño porque me dejó 25 pesetas hace más de tres décadas. A mí me pareció un pastón, la verdad.

    Así que me parece muy bien que lo incorporéis a vuestra familia, pero recordad que el Ratoncito Pérez es el que mola, nada de esa impostora con barita. Es que desde los cinco duros, me siento en la obligación de defenderle a muerte 😀

    • madrexilio
      abril 26, 2013

      Sí, sí, la de la varita no me gusta, pero en algunos países mola, en mi tierra era el Ratón Pérez y mi hija, así lo conocerá. Gracias por pasearte de nuevo por aquí.

  • ¡Mama qué sabe!
    abril 26, 2013

    Y allí no se sustituye por ninguna otra tradición? Nosotros somos de ratoncito Pérez, aunque mi hijo precticamente lo pilló a la primera de cambio… es lo que tiene que siempre fuera tan raciinal y poco dado a la fantasía, que me chafó las tradiciones demasiado pronto! 😉
    Feliz finde!

    • madrexilio
      abril 26, 2013

      Pues no, no lo sustituyen, suena raro, pero tal parece que aquí no le dan tanta importancia. Yo también descubrí todo muy pronto, no era lógico para mí que los reyes magos pudieran desintegrarse con todo y regalos y pasar por los garrotes de la ventana.
      ¡Feliz finde para ti también!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »