Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

La maternidad no es sólo alegría

Convertirse en madre no es lo más hermoso del mundo como te lo pintan la familia, las amigas y el resto de la sociedad. La maternidad, como casi todo en esta vida, tiene su lado oscuro. En el momento en que te haces responsable de una nueva vida estás aceptando cambiar la tuya propia, renuncias para siempre a seguir siendo quien eras para transformarte en otra persona. Esa persona que nace el día que ves por primera vez la carita de tu bebé, esa nueva tú que sigue creciendo con cada cumple-mes de tu criatura y que irá borrando día tras día a la vieja tú hasta hacerla irreconocible.

La maternidad no es sólo alegría, es también un durísimo duelo interno por la muerte de esa mujer que fuiste, es dolor en los pechos que alimentan al recién nacido, agotamiento físico y emocional, miedo de no poder responderle a tu hija/o, terror de perderle o de no saber protegerle. Pero es también miedo de jamás volver a ser quien fuiste, terror por no saber en quién te va acabas de convertir.

#183taglio

Quienes son madres saben que lo que digo es cierto. Las que tenemos hijos sabemos ahora que nuestras madres tenían razón cuando nos decían: “hice lo mejor que pude”, “lo hice por tu bien”, “lástima que no lo aprecies ahora pero cuando tengas tus hijos, lo entenderás”, “después de todo los sacrificios que hecho por ti…” Pues sí, mamá tenía razón, ahora que soy madre lo entiendo mucho mejor y a veces me dan ganas de coger el teléfono y hacer acto de contricción con mamá al otro lado de la línea y que me diga que todo está bien, que le baje al drama, que no es para tanto, que cuando crezcan mis hijos lo entenderé mejor y que todo lo que hoy parece un gran martirio habrá merecido la pena.

Una amiga me dijo el otro día “todas somos malas madres”. Duele aceptarlo pero es verdad. De algún modo, todas sin excepción, cometemos amorosos errores que algún día habremos de explicar y eso para mí es tal vez lo más duro de la maternidad, eso de no saber cuál es ese error que estás a punto de cometer y no saber cómo lo vas a tener que explicar porque lo último que una madre quiere es dañar a lo que más quiere en este en mundo.

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
La maternidad no es sólo alegría by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
7 Responses
  • may.rovles
    febrero 8, 2014

    Eso mismo pasa por mi mente. Actualmente trabajo, pero ese detalle pende de muchas otras situaciones que actualmente están por definirse.

    La maternidad nos transforma, pareciera que nacemos junto a los hijos y a partir de ahí comienza nuestra búsqueda, nuestro reconocimiento. Quién soy, hacia dónde voy? Todo es confuso pero va tomando forma 🙂 a poco no?

    Saluditos

    • madrexilio
      febrero 11, 2014

      Sí, poco a poco todo toma forma y va uno entendiendo la vida de otra manera 🙂

  • madrexilio
    febrero 9, 2013

    Seguro que tus hijas lo entenderán, como lo entendimos nosotras 🙂
    La cita pues te la has ganado (Sra. Desmadre te recomendó y me ha gustado), un gusto leerte y un otro abrazo para ti.

  • Anónimo
    febrero 9, 2013

    Riiiiiiiiing! Riiiiiiiiiiing!
    -Hola Beatricita, TODO ESTÁ BIEN.
    Nunca más serás la misma: qué suerte, qué buena suerte. Hacer el juego de la naturaleza y Tú, como todas las madres, ser sujeto y objeto del eterno cambio que es la vida.
    ¡Qué buena decisión, el eterno cambio! El camino perfecto de la transformación, garantía de permanente descubrimiento interior. Conjugar el verbo vivir en plural y rozar constantemente la plenitud de la vida en todas sus facetas, entre simas y cimas.
    Besos,
    Mami

    • madrexilio
      febrero 9, 2013

      Suerte que tengo yo de que mi madre lea mi blog y esté ahí para apoyarme! Te quiero mamá :=)

  • desmadreando
    febrero 8, 2013

    ¡Bien de vuelta a wordpress y ya en madresfera! uuuyeaaah mommy blogger 😛

    Curiosamente ese “lado oscuro” de la maternidad con el que nos topamos al nacer como madres nos hace fuertes. En el parto nacemos para descubrir que somos GRANDES…que tenemos una estrella que siempre nos hará luchar por el bien.

    Sólo con el paso de los meses, cuando ves que todo marcha, bajas la guardia y suspiras. En ese momento disfrutas cada instante y coges aire para la carrera de vida que queda por delante.

    La maternidad nos transforma pero nos revela lo que significa realmente ser mujer…ninguna profesión y ningún sueldo te brinda esa oportunidad de crecimiento multinivel.

    Un besote desmadroso

    • madrexilio
      febrero 9, 2013

      Gracias Sra. Desmadre!!!
      Estoy de acuerdo con lo que dices, sabes que disfruto el regalo de ser madre pero mi rollo es el temor por los años que siguen cuando mi misión full time haya terminado. Me pregunto y entonces qué será de mí, ya no será fácil encontrar trabajo en el “outside world” y tampoco tendré una pensión por haber ejercido el roll de madre-esposa. Pero ya sé que hay que confiar más en el presente y dejar de preocuparse tanto por el futuro.

      Un beso y abrazo desde el exilio!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »