Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

La música y los bebés

Dicen que a todos los bebés les gusta la música, supongo que es cierto, eso ya me lo confirmarán ustedes con sus comentarios, yo les cuento mi versión de los hechos. A mí me encanta la música, a mi marido le apasiona, así que como era de esperarse a mi hija la música la vuelve loca.

Somos una familia de melómanos, eso sí cada quien en su estilo. Al Sr. Choki le gusta el pop y todo lo que en general llamamos música comercial, pero con criterio, que no cualquier cosa le gusta. En su primera juventud Choki fue bailarín semi profesional de bailes de salón, así que ya saben que el que del ritmo en esta relación siempre ha sido él, yo sólo hago lo mejor que puedo , o sea me limito a seguirle el paso.

A mí me gustan los tipos de música  más “aburridones” o melancólicos: el bossa nova , el jazz, y toda la clásica, especialmente la barroca, la del siglo XX y la que se está haciendo ahora… porque creánlo o no, la música clásica se está poniendo de moda. También me gustan los ritmos más exóticos (al menos son exóticos para los que viven en Hungría), me encanta la salsa clásica, el big band, la cumbia (sí ya sé todos tenemos un lado oscuro) y la música étnica cierto lugares del medio oriente.

Con este carnaval de ritmos que la Muñe ha escuchado desde el vientre de su madre hasta hoy, que por cierto hoy cumple 9 meses de vida extra-uterina, podemos decir que ha escuchado casi de todo, ya tiene ritmos favoritos y ha desarrollado cierto estilo para mover su piernitas, manitas o su cabeza en señal de gusto por la música. Lo curioso de estos movimientos no es que manifieste el placer por determinado tipo de música, sino que su manera de manifestarlo varía según el tipo de música que esté sonando. Supongo que hay entre la música y los bebés una relación mágica, quizá uno de los primeros gustos por el arte que se desarrollan en la vida.

Movimiento circular de las muñecas a veces acompañado de movimiento oscilante de la cabeza:   La Muñe sólo hace ésto cuando se trata de música clásica, generalmente lo hace estando sentada.

Movimiento de rebote y risa: Reservado para la música latina y el pop. Siempre se pone de pie.

Carcajadas, rebote de cadera: Sucede únicamente con los Beatles, el bossa nova y las baladas románticas.

Cara de tragedia y en cualquier momento voy a llorar: Las trompetas y la flauta dulce no parecen gustarle demasiado, así que sí son muy largas sus apariciones en alguna pieza hay llanto garantizado.

nic3b1a-y-microfono

Respecto a las voces, cuando estaba embarazada se movía muy intensamente con las voces tenores (nunca supe si era por disgusto o por gusto), hasta que tuvo cuatro meses lloraba al escuchar voces femeninas nasales, ahora parece gustarle casi todo, mientras los agudos no sean muy altos y nadie grite. Como a casi toda persona los gritos no le gustan nada.

Una cosa es segura, queremos darle la oportunidad de tomar clases de música cuando sea un poco más mayorcita, tal vez sea ese su talento especial y quisiéramos darle la oportunidad de que explore esa posiblidad.

¿Qué experiencias tienen ustedes con sus hijos y la música?

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
La música y los bebés by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
6 Responses
  • Madre del siglo xxi
    agosto 6, 2013

    Ay amiga yo he dañado a mi pobre hijo! Cómo soy una romántica empedernida, y como te conté el otro día me encantan las baladas, desde José José, pasando por Ana Gabriel y terminando con Arjona (porfa no dejes de ser mi amiga por esto!!,), y pues estando en la barriga el pobre niño se la pasaba escuchando ese tipo de canciones y cuando salió pam! Le gustan a él también! Cuando las escucha se pone tranquilito, y bueno, yo trato de no ponerlas demasiado y pegarme del ipod para que el escuche música mas constructiva, como la de Andrea Boccelli y jazz… El que más sufre de todo esto es mi esposo, porque aunque vivimos en el país del merengue y la bachata, rayito llora si la ponen! (Salió a mi!), asi que los viajes en el carro son muy aburridos para mi esposo, porque o le toca jazz o cd de música de niños…..ojalá que con el tiempo cambie porque aquí dicen que un hombre que no baile merengue no tiene futuro ;(
    Besos

    • madrexilio
      agosto 6, 2013

      ¡Ay! Has nombrado al inombrable, tanto me disgusta que no puedo decir su nombre… pero es de Guatemala, ya sabes de quien hablo, jajajaj. Pero no voy a dejar de ser tu amiga por eso, sólo te digo que para mí él es el Pablo Coelho de la canción, es decir: no inventó nada, se ha copiado todo de otros trovadores pero a la gente le gusta, así que algi ha de tener que yo no le sé ver.

      Lo del merengue pues sí… es verdad, Rayito debe aprender a bailar, al menos darle la oportunidad a ver si le gusta o no. Me da un poco de lástima pensar que no te guste el baile latino. ¡El espíritu de fiesta del Caribe es algo fenomenal! Nunca jamás dejaré de extrañar eso de mi tierra y sus alrededores. Mi marido baila muy bien, que ya digo que es semi profesional, pero no tiene el “tumbao” de un latino… a Rayito le será útil el tumbao 🙂

      ¡Besos y gracias por compartir tu experiencia!

  • desmadreando
    agosto 5, 2013

    Pues Critter canta….no puedo decirte que bien pero ahora todo lo dice “cantando” “mamáaaa siiii voooyyy” y claro se inventa los ritmos y las letras jajja
    Creo que la música es un canal de expresión brutal así que opto también por que tomé clases de algún instrumento…pero creo que es hasta los tres años. Ya te contaré. Un besote desmadroso

    • madrexilio
      agosto 5, 2013

      Pues la critter vive la vida al estilo de Musical, qué nivel y qué creatividad! Gracias por compartir 🙂 y ya seguiremos la pista de sus talentos.

      Un beso desde Budapest

  • Muriel y yo (@MurielyYo)
    agosto 5, 2013

    Muriel se movía en la panza con Mozart y Vivaldi, pero también con tangos, Queen y el “flaco” Spinetta… Después que nació, cuando venía el llanto por cólicos sólo se calmaba con Pink Floyd o Radiohead. Era automático… Ahora baila con Los redonditos de ricota y con el rock sinfónico. Con la cumbia o la salsa mueve las caderas… en general le gusta mucho la música… en unos meses te cuento 😀

    Besotes para vos y la muñe preciosa…

    ¡Felices 9 meses de amor, teta, logros y aprendizaje!

    • madrexilio
      agosto 5, 2013

      ¡¡¡Muchas gracias amiga!!! La Muriel es una idola! jajaja Qué buen gusto el de la niña, a ver si nos sale Rock Star! 🙂

      Besos desde Budapest

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »