Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Lazos familiares desde el exilio

Todo expatriado sabe que una de las cosas más difíciles de sobrellevar es la distancia que nos separa físicamente de nuestra familia. No es lo mismo saber que verás a tus padres en unas semanas a no saber cuándo los podrás volver a abrazar.
Cuando se tienen y se crían hijos fuera del país en el que hemos nacido, aparece en nuestras vidas un vacío innombrable. Un temor enorme a que nuestros hijos no conozcan nuestro país, las costumbres, la comida, no quieran hablar nuestra lengua materna y peor aún: que no quieran a nuestros padres de la misma manera en que quieren a la familia que ven con más frecuencia. Ésto último en caso de que vivamos en el país de nuestra pareja, como es mi caso.

Afortunadamente hoy día tenemos maravillas tecnológicas que nos acercan a nuestros seres queridos, pero también es cierto que el contacto físico, la convivencia del día a día y compartir los mismos referentes culturales, climáticos y lingüísticos se echa mucho de menos. Mantener el afecto y la actualidad de nuestras vidas con quienes están lejos requiere horas invertidas frente a la compu, sesiones interminables descargando las fotos y videos que hemos tomado y compartiéndolos, escribiendo emails que cuentan cosas nuevas, llamando por Skype, Facetime o usando el Google hangout, sorteando las diferencias horarias y sacrificando horas de descanso.

Para ser feliz

Cuando estaba embarazada pensé mucho en este tema, en eso de ser madre sin poder recurrir físicamente a mi mamá, en la aterradora idea de que la niña no pudiera hacer conexión emocional con “esas personas que vemos en la computadora cada fin de semana”. Así que me propuse un plan, me juré que así como haría con el tema del bilingüísmo, haría todo lo posible por hacer a mis padres y hermanos presentes en la vida de mi hija a pesar de la distancia.  Les comparto lo que hemos hecho hasta ahora y nos ha dado resultados muy positivos:

  • Independientemente de que yo hable con mamá, papá o mis hermanos, siempre tenemos una cita semanal por Skype o Facetime con cada miembro de la familia. La constancia y la rutina nos han ayudado a desarrollar la sensación de que “estamos de visita”. Así la niña ya sabe que los domingos hablamos (y vemos) con la abuelita y el Tío Santi.
  • Tener fotos de la familia en lugares visibles y en marcos que los niños puedan manejar.  En casa siempre he tenido visibles fotos de mi familia y La Muñe las ha visto desde bebé. Ahora ya las coge ella sola y empieza a señalar las caras de todos tratando de decir sus nombres.
  • Pintar un árbol genealógico sencillo en el cuarto de la niña (tengo el proyecto a medio hacer) y colgar fotos que pongan: “Abuela Rosa”,  “Tía Lola”, etc. El nuestro va sólo desde las bisabuelas que viven, hasta La Muñe.
  • Hablar siempre de los abuelos y tíos (aún no tiene primos), contarle qué les gusta, cómo son las frutas en nuestro país, el clima, el paisaje. Mostrarle fotos de los lugares que más nos gustaba visitar. Mantener el referente del “otro país” vivo.
  • Música, canciones, videos, rimas, juegos y cuentos no sólo en nuestra lengua materna sino que sean de nuestro país de origen. Muchas de las tradiciones pueden ser transmitidas con éxito a través de las canciones, rimas, juegos y cuentos infantiles.
  • Prepar algún plato tradicional sencillo e involucrar a nuestros hijos, bien sea en su preparación o haciendo de esa comida algo especial, mencionando siempre que es algo de nuestro país.

Ahora que La Muñe tiene más de un año y medio de vida puedo decirles con gran alegría y satisfacción que nuestros titánicos esfuerzos por establecer lazos familiares desde el exilio han dado resultados. La niña ha reconocido a mi padre en persona, se ha adaptado bastante bien a su presencia y ahora que ha compartido con nosotros más de un mes ya le dice “abu” de abuelo. A mi madre, (a quien sólo la ha visto en persona en sus primeras dos semanas de vida) ya la llama “Ita” de “abuelita”. A mis hermanos los reconoce y aunque todavía aún no les llama de ninguna manera, se alegra de verlos, sobre todo al tío que tiene un perro y también está en la cámara cuando hablamos. Y yo, por supuesto feliz de ver que mi hija quiere a mis padres y hermanos. Lindo ver que nuestra familia sigue unida aunque haya tanta distancia física entre nosotros.

Si tienen algún tip que quieran compartir o algún relato de sus experiencias en este tema, se los agradezco en el alma 🙂

Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
This work by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
18 Responses
  • Brekas
    Julio 13, 2014

    Se me salen las lagrimillas. Como no tengo hijos, no había pensado en este problema, de cómo fortalecer el vínculo entre tus hijos (extranjeros) con tu país. Imagino que tendría que hacer esto mismo para que ellos tomen en cuenta a mi familia como su familia. Tan importante eso!

    • madrexilio
      Julio 22, 2014

      Es difícil y sí, yo tampoco había pensado en estas cosas hasta que me convertí en madre. No es fácil, pero somos cada vez más parejas “mixtas” en el mundo, este planeta se va volviendo un poco más amplio, las fronteras se van acortando aunque todavía no sea tan visible.

      Saludos desde Budapest

  • Mamá Merlin
    Julio 3, 2014

    Guao!!! este post me ha llegado mucho, lo del facetime y skype si lo hemos implementado, igualmente lo de las fotos, pero me encantan también los otros tips. A pesar de que no estamos tan lejos, nos encontramos en otro país y lejos del calor de la familia, así que gracias por los tips!! Abrazos…

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Querida coterránea, es una suerte que hayamos nacido en una época en que las ciencias de la comunicación estén tan avanzadas 🙂

      Un abrazo para ti también

  • Desmadreando
    Julio 3, 2014

    Vaya…hoy es día de los “rojos” para hablar de la distancia. Nunca había planteado “en voz alta” esto que hablas de “falta de conexión emocional”. Por suerte mi familia es muy viajera y a pesar que hace casi dos años que no voy a México ellos han podido disfrutar de Critter. Yo confieso que hago pocas cosas mexicanas de comer porque me ataca la nostalgia del terror sabes? Sin embargo, cuando le preparo quesadillas dice que son como las de su yaya (mi mamá) y el otro día me robó un Pelón te acuerdas? y le resuperencantó 😛 así que mira…me dio emoción. Un besote desmadroso PS HARÉ UN ÁRBOL GENEALÓGICO ¡GRACIAS POR LA IDEA!

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Te entiendo bien con lo de la nostalgia y la comida. Me alegra mucho que quieras hacer el árbol genealógico, creo que es una bonita idea y ayuda mucho a que visualicen el parentezco con los miembros de la familia que están lejos. Y sí, sí me acuerdo del pelón “pelo rico” 😉

      Un besote para ti desde Budapest

  • Mamá en Bulgaria
    Julio 3, 2014

    Poco que añadir, ya sabes que estoy en la misma situación que tu jaja!
    Hago más o menos lo mismo, y es una satisfacción cuando los hijos crecen y ves que tanto esfuerzo ha servido para algo. 🙂

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Pues es así, es un gran esfuerzo pero sabemos que merede la pena 🙂

  • Marta
    Julio 3, 2014

    Es un gran trabajo, muy satisfactorio ver como reconocen los niños a los abuelos, y a los tíos, aún en la distancia. Yo debería haberlo hecho con mi familia, pero siempre por motivos […], solo lo hemos hecho un par de veces. Eso sí, intento ir todos los años a verlos, y ellas ahora recuerdan más rápido que antes quienes son.

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Gracias Marta, es muy difícil y espero que siempre lo podamos hacer. Tus hijas están más grandes y seguro que ya es más fácil viajar y que recuerden las experiencias compartidas con su familia materna 🙂

  • Planeando ser padres
    Julio 3, 2014

    Es que tiene que ser durísimo eso de vivir tan, pero tan lejos de la familia y no saber cuándo se podrán volver a ver. Siendo mala, no me importaría vivir en las antípodas del los familiares del papá de la bichilla, pero tener cerca a algunos de los míos sí me parece importante. Aunque supongo que una acaba acostumbrándose a la situación de expatriada y con estos avances que nos permiten mantener ese contacto virtual las cosas se han suavizado mucho. En esto no puedo ayudarte, pero me parecen geniales las técnicas que pones en práctica para que la Muñe conozca tus orígenes.

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Sí, una acaba por acostumbrarse, es verdad. Lo bueno es que existen métodos muy económicos, casi gratis para acortar las distancias 🙂

  • remorada
    Julio 3, 2014

    me has hecho reír al recordar que mi sobri nació a los pocos meses de vivir yo aquí y que mi webcam se malogró, así que mi hermana lo ponía cerca de la compu y le decíamos “hola, somos las voces uuuuuhhhh” jajaja xD

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      eso sí que es abstracto… “las voces”, está entre película de terror y comedia jaja

  • Mami Katabum
    Julio 3, 2014

    Este post me llega mucho! Cuando abrí la liga, lo hice con la esperanza de encontrar la respuesta a un tema tan delicado e importante. Cada cosa que has hecho, la hice también yo.
    El caso de la familia de Chico es muy peculiar, y por mi parte he tratado de todo para que los niños puedan conocer a su familia. Por años les mostré fotos y les llamé, siempre para encontrar negativas ante un acercamiento. Por mi parte puedo solo pedir constancia, porque creo que los niños la necesitan. En la familia de Chico, eso no existe. Tienen un abuelo al que no conocen, una abuela a la que ven un par de veces al año (pero que nunca les llama) y un par de tíos que son ceros. La familia no ayuda ni siquiera cuando se ha pedido sangre para transfusión de M3 … puedo seguir pero no viene al caso, aquí lo que es IMPORTANTE es que la distancia no es lo que solîa ser. Hay mil maneras de mantener contacto con la gente, y sobretodo cuando hay cariño e interés, la distancia solo te acerca mås.
    M1 estå pasando un momento emocional, al descubrir que familia es amor y no un tîtulo.
    Aplaudo mucho lo que haces, y también aplaudo a tu familia por armar juntos un camino de amor. Besos amiga, un abrazo fuerte desde el otro lado del mundo.

    • madrexilio
      Julio 4, 2014

      Sé que el caso de ustedes es complicado y sabes que lo siento mucho. Lo importante es que tú has hecho todo lo posibles por darles la oportunidad de tener contacto con esa parte de la familia.

      un abrazo desde Budapest

  • Arahí
    Julio 2, 2014

    Estupendo que puedas mantener tus raíces . Toda mezcla de cultura siempre es enriquecedor.

    • madrexilio
      Julio 5, 2014

      Hacemos todo lo posible 🙂

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »