Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Lo bueno y lo malo de tener un ex gay

La gente se divorcia por múltiples razones, porque ya no se entienden, porque una de las partes se convirtió a una secta religiosa, porque muere el amor, por infidelidades no perdonadas, porque pierden un hijo, porque ambos empiezan a caminar en direcciones diferentes, porque los hijos crecen, o también porque alguno de los conyúgues sale del clóset. Por increíble que parezca, a mí me pasó esto último. Mi marido se dio cuenta de que lo suyo eran los hombres, no las mujeres. Un poco tarde, ¿eh? Supongo que cada quien tiene sus tiempos, y aunque yo siempre supe que los hombres son lo mío, pues no a todo el mundo tiene que pasarle igual.

Cuando decidimos divorciarnos, ya habíamos pasado por meses de dormir juntos (solo dormir), terapia de pareja, conversaciones hasta las tres de la mañana sobre nuestra relación tratando de entender qué pasaba, por qué no funcionábamos como antes. Nunca pudimos entender qué pasó, quién se robo la pasión, la química que nos unió cuando éramos novios. En un principio yo culpé el cambio de mi cuerpo tras la maternidad, él culpaba las nuevas responsabilidades en el trabajo, problemas en la familia cercana, el estrés de remodelar el piso, mis problemas de salud, etc. El tiempo fue pasando, yo perdí los 20 kilos que me había puesto en el embarazo y el puerperio, las nuevas responsabilidades de su trabajo dejaron de ser novedad, los problemas familiares y de salud se fueron acomodando. En otras palabras, se fueron acabando las excusas, nuestro tema se fue quedando más y más en el centro del escenario.

Una vez que la verdad salió a la luz, asumimos que lo nuestro se había terminado, ambos comenzamos a pasar por una crisis de indentidad dolorosísima, complejísima. Hubo mucho llanto, mucha resistencia a aceptar que tuve una hija con un hombre gay, incontables noches de insomnio pensando “cómo algo tan real y hermoso pudo convertirse en una mentira de la noche a la mañana”. Mi manera de percebir la realidad se tambaleó, me sentí muy sola, mala madre, la mujer más ilusa del mundo. Pensaba: que te dejen por otra duele, es verdad, sin embargo de alguna manera puedes guardar la esperanza de que tal vez puedes luchar por él, o que quizás volverá, pero cuando te dejan por una razón que no tienes manera de rebatir, te encuentras frente a una guerra que no puedes pelear porque no hay armas para tratar de recuperarlo. Entonces se abre un abismo entre tú y el resto del mundo, todo lo que tenías como una certeza personal se desmorona. Tu idea del amor colapsa, la certeza de la atracción física se esfuma, la confianza en ti misma deja de ser un pilar de tu persona, empiezas a dudar de dios, del vecino, de tus capacidades para juzgar la realidad, y te sientes vencida.

 

Artist: LocalGuy. FreeImages.com

 

Levantarse cuando todo lo que tenía sentido para ti desaparece es muy difícil, sobre todo porque la familia y los amigos tienden a minorizar el hecho de tu pareja salga del clóset, mucha gente me dijo “mejor así a que te dejen por otra”, sin tener en cuenta el dolor por el que pasaba. Toda esta experiencia me hizo ver que la sociedad no está preparada para asumir un acontecimiento de este tamaño con la misma naturalidad que se asumen otros tipos de divorcio. ¿Por qué? Pues porque la homosexualidad, o la bisexualidad siguen siendo temas tabú. Hubo quienes me culparon por no haberme dado cuenta, otros me dijeron: no es posible que un gay se case y tenga hijos, que seguramente eso era solo una excusa para dejarme;  otros se ensañaron en contra del padre de mi hija por haber traído una hija al mundo sin pensar en el daño que estaba haciendo.

Ahora que ya han pasado meses desde que la bomba explotó sobre nuestras cabezas, pienso que no existe una única verdad, no hay víctimas ni culpables en esta historia porque él no me engañó a mí, sino que se engañó a sí mismo, y yo no viví una mentira porque el tiempo que nos amamos fue real, la maravillosa hija que tenemos juntos es muy real. Que las cosas hayan tomado otro curso, es solo una muestra más de que estamos en constante cambio y quizá la manera más inteligente de superar las circunstancias adversas, o simplemente las situaciones nuevas es no resistirse al cambio. Vivir el dolor con todas sus letras y tomar lo que nos sirve de las experiencias para ser más libres, más conscientes de lo diversos que somos los seres humanos, y vivir la vida con mayor flexibilidad. Les comparto a seguir lo que para mí es, hoy por hoy, lo bueno y lo malo de tener un ex gay.

Lo malo de tener un ex gay

  • Aceptar esa realidad es durísimo. Desencadena una serie de dudas existenciales muy importantes, sobre todo puede poner en duda tu propia identidad sexual. Esa inseguridad que produce la “nueva” sexualidad de la pareja es paralizante y puede llegar a sumirte en la depresión.
  • No sabes cómo explicárselo a tus hijos. Te entran dudas sobre cómo afectará este evento el desarrollo de la identidad de tus críos.
  • Al salir la pareja del clóset, de alguna manera tú terminas metida en el clóset. Sobre todo cuando la nueva orientación sexual de tu ex-pareja no es pública, y por un tema de lealtad, amor o respeto que aún le tienes te prohibes hablar del tema, o al menos lo evitas hacerlo por miedo al qué dirán, por miedo a cómo le pueda afectar a él en su vida profesional y/o familiar. Lo mismo puede pasar por querer proteger a los hijos de la reacción de la sociedad. Ese silencio, es muy duro de llevar, te puede empujar a ti también a quedarte en el clóset, a no decir la verdad por miedo.

Lo bueno de tener un ex gay

  • Si la separación es amistosa y la otra parte no se muestra abusiva ni manipulativa, con el tiempo pueden llegar a ser muy buenos amigos.
  • Al no existir la tensión sexual que puede haber en una ex pareja hetero, es más fácil distanciarse de los sentimientos. Es más fácil decir estar lejos del otro por muy bien que se lleven en otros aspectos.
  • En mi caso, tengo la casi certeza de que no tendrá más hijos, así que es muy probable que su rol como excelente padre (eso ha sido hasta ahora) no se vea comprometido por la llegada de un nuevo hijo.

Hoy, que ya estamos separados hace meses y los papeles de divorcio están firmados,  debo decir que me siento una persona muy afortunada porque con todo lo doloroso que ha sido aceptar la realidad, ambos hemos hecho un trabajo muy bonito para quedar en buenos términos, para darle a nuestra hija la posibilidad de tener una familia, a pesar de la separación. Nuestra hija, como muchos otros niños de su generación, crecerá con una visión muy distinta de las relaciones entre los seres humanos. Entenderá, gracias a nuestro ejemplo, que el amor es ciego, pero mientras sea genuino es válido. Su padre la ama independientemente de su orientación sexual y su madre estará siempre a su lado, amándola incondicionalmente como cualquier otra madre. La niña no ha dejado de tener una familia, sino que tiene un nuevo tipo de familia. El hecho de llevarnos bien hace que para ella el cambio sea mucho más natural, más fácil de entender.

Cierto que el divorcio es muy duro para los niños, y pienso que es nuestra responsabilidad como padres hacer todo lo posible por hacerles ese tránsito más llevadero, hay que ir a terapia o conseguir un grupo de apoyo para estar lo más equilibrados posible, así podemos darle al niño esa estabilidad que necesita. Hay muchos libros infantiles que hablan sobre la separación de una manera natural, así el niño puede identificarse con los personajes de los cuentos, se da cuenta de que no está solo, de que su historia no es tan triste ni tan poco común como pudo haber creído. Ya escribiré más adelante mi experiencia con la separación y las reacciones de mi hija.

¿Te ha pasado algo parecido? ¡Comparte tu experiencia!

 

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Lo bueno y lo malo de tener un ex gay by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
24 Responses
  • Sandra
    febrero 16, 2016

    Eres toda una venezolana valiente a la que si la vida le da limones hace limonada. Admirable! Qué maravilla que han podido hacer este doloroso tránsito con cierta armonía. Un abrazo desde España de otra exiliada más.

  • Pequeños Pinceles
    febrero 10, 2016

    Felicidades a ambos por esa valentía. Por suerte hoy en día los modelos familiares son cada vez más dispares y sinceramente eso es una fuente de riqueza, pasado en algunos casos el mal momento y la desorientación.

  • remorada
    febrero 8, 2016

    Recién me pongo a leer blogs después de un mes y me quedo con esto, sobre todas las cosas:

    “La niña no ha dejado de tener una familia, sino que tiene un nuevo tipo de familia”

    Y no tengas dudas, no has vivido una mentira, solo que las verdades también cambian con el tiempo, cuando encuentran su lugar.

    :***

    • madrexilio
      febrero 9, 2016

      Pues es lo que es 🙂
      Y todo cambia, nada es para siempre.

      Un abrazo desde Budapest

  • Una mami venezolana
    enero 26, 2016

    Wowwww… eres una tronco de mujer amiga!!! Primero, por vivir lo que estás viviendo y ser tan positiva, y segundo, por publicarlo y ayudar a quien sabe cuantas personas que están viviendo lo mismo que tú, pero en el “closet”.

    Ya verás como pronto, sales adelante, se pasa la tristeza, las preguntas, y todo eso que hoy no quieres sentir pero que inevitablemente sientes.

    Que la fuerza siempre te acompañe!!! Un fuerte abrazo desde Venezuela.

    • madrexilio
      enero 27, 2016

      Ya la tristeza se me pasó amiga, por eso puedo hablar de todo esto. Mi ex no está en el clóset, así que no lo perjudico tampoco si hablo del tema. Espero que otras mujeres que pasan por esta situación pueda beneficiarse con mi testimonio.

      Un abrazo desde Budapest

  • Laura
    enero 22, 2016

    Cuando era joven tuve un novio que no se animaba a salir del closet y me dolió mucho en autoestima, me sentía poca mujer como si hubiera podido resolver eso y que él se quedara conmigo. Me costó superar esas historia. Creo que debe ser duro par tu autoestima. Conozco s un matrimonio en la que él es gay pero han decidido permanecer juntos, por las razones que sea. No sabes lo mal que lo pasan, se llevan súper mal pero cuando ponen un pie en la calle son una pareja normal, los he visto y apenas puedo creerlo.Creo que has dado un paso muy importante, tomando otros caminos para tu vida y salir y decirlo, qué fuerte el tema y que fuerte eres. Abrazo desde Mexico

    • madrexilio
      enero 25, 2016

      En la vida hay que ser fuerte, no queda otra. Bien dice el dicho que nunca recibimos una prueba que no seamos capaces de pasar. Yo creo que la vida siempre te da lo que necesitas aprender, hay que seguir avanzando, seguir creciendo y compartir lo que aprendemos con quienes lo necesiten.

      ¡Un abrazo desde Budapest hasta México!

  • Planeando ser padres
    enero 21, 2016

    En primera persona no lo he vivido,pero vamos, de algún caso he oído hablar. No tiene que ser nada fácil. No sé si es peor que te dejen por otra mujer o por un hombre. Lo bueno es que aún eres muy joven y que la relación ha finalizado. Mucho peor hubiera sido seguir invirtiendo el tiempo de tu vida en un matrimonio sin futuro y descubrir a la vejez lo que has desvelado ahora. Mucho ánimo para cambiar el rumbo y seguir siempre adelante.

    • madrexilio
      enero 25, 2016

      ¡Señora planeadora de niños! Ja, ja. El tiempo que tenías sin visitarme. Me alegra mucho que hayas pasado a verme y hayas dejado también un comentario. Muchas gracias por tus palabras, y sí, de lo malo hay que tomar lo bueno. Mejor temprano que nunca. Te mando un gran abrazo desde Budapest 🙂

  • Ley
    enero 20, 2016

    Que fuerte! Fuerte para ti que tienes no sólo que asimilar una relación rota (siempre pensamos que todo dura para siempre) sino su cambio de sexualidad y que fuerte para él que tiene que enfrentarse a decir la verdad con tantos tabúes que tenemos como sociedad…
    Ojala que las nuevas generaciones sean más abiertas a aceptar al ser humano como es sin prejuicios y a entender que no todo dura para siempre y que eso está bien también… En fin, que te mando un abrazo enorme porque más que eso no puedo hacer!
    Cuídate, guapa!

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Los tabúes son una cosa terrible, los silencios, los estereotipos y los clichés. Yo espero, al igual que tú, que las generaciones que se levantan ahora puedan vivir más libres, ser quienes son o quienes ser sin tanto miedo.
      Otro abrazo para ti, desde Budapest.

  • Bea
    enero 20, 2016

    Tocaya la verdad es que no se ni que decir. Solo puedo mandarte fuerza y cariño. Eres fuerte y lo haras bien. Te dras mimentos de todo pero saldras adelante seguro. Espero que la pequeña no lo pase mal con la nueva situacion y que tu estes a su lado es vital para ayudarla. Un beso

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Tocaya, ya el mal trago está superado. Te agradezco mucho tus palabras y la pequeña está muy bien, sigue teniendo su familia, de una manera diferente pero sin que su mundo de afectos haya desaparecido.

      Otro beso para ti

  • Dolega
    enero 20, 2016

    Mi querida y valiente amiga.
    Estoy convencida que lo vais a hacer muy bien. Los niños no aprenden lo que se les enseña, aprenden lo que viven. Todo niño necesita un entorno, seguro, feliz y estable para poder desarrolarse adecuadamente y no hay cosa que enrarezca y distorsione más ese entorno que una vida insatisfecha y frustrada.
    Por el modelo familiar ni te preocupes, lo único que necesitamos todos los que andamos por estos mundos de Dios es que nos crien y eduquen en la responsabilidad, la tolerancia y el respeto y estoy convencida que vosotros dos lo hareis, así que mi amiga húngara favorita crecerá sana, feliz y con unos parámetros de vida adecuados.
    ¿Y sabes porqué lo sé?
    Porqué cuando estuve en tu casa respiré el inmenso amor que ambos sentís por esa pequeña.
    Besazo

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Bellísimo lo que dices mi querida Dolega, muchas gracias por ser parte de mi vida, por gente como tú vale la pena seguir siendo valiente.

      Un abrazo muy fuerte desde Budapest

  • Azul Celeste
    enero 20, 2016

    Bea, me quedo admirada de tu fortaleza, de tu salir adelante en cada situación adversa que se ha presentado en tu vida. Como tomas coraje y resurges, cualquier otra persona se sumiría en depresión y ahí quedaría. Eres un ejemplo para tu hija y para todos los que te conocemos, aunque yo esté en la distancia, siento que te conozco.
    Un gran abrazo para tí, con todo cariño.

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Muchas gracias por esas palabras tan valiosas. Me alegra muchísimo que me escribas y que me eches porras. Aunque sea muy fuerte, como a culauqier otra persona, también me hace falta el apoyo de mis amigos de la gente que me rodea, y tú como una de mis más asiduas lectoras, cuentas como amiga.
      Otro abrazo cariñoso para ti desde Budapest

  • colombiana
    enero 19, 2016

    Te escribí en instagram sin haber leído el post y ahora solo tengo por decir que eres una berraca y que admiro tu forma de ver la vida y tomar las cosas. Lo mejor esta por venir. 👍👍

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      ¡Muchas gracias paisana! Te agradezco las dos visitas y tus palabras 🙂
      Un abrazo desde Budapest

  • Mamá en Bulgaria
    enero 19, 2016

    Ufff siento que hayas pasado por algo tan duro, pero es obvio que eres una persona muy fuerte y que al haber pasado un tiempo te lo tomas por el lado positivo. Ojalá este texto que has tenido el valor de publicar sirva a otras mujeres en situación similar.
    Un abrazo vecina! 🙂

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Esa es la idea, el silencio no cambia la realidad, pero las palabras sinceras sí. Por eso escribo, para ayudar a otras personas; poner mi granito de arena para cambiar el cómo puedan sentirse otras mujeres en circunstancias similares.
      Otro abrazo para ti, vecina 🙂

  • Amiga… esto es más común de lo que creeríamos, y creo que sea precisamente por el tema de la presión social, la homofobia y los estereotipos y la crianza de antaño rígida e impositiva que no dejaban que las personas encontraran su propio camino, sino que nos ha llevado de la mano hasta que llega el momento en que algo simplemente “estalla” o se rompe. Por fortuna lo has resuelto de la mejor forma, afortunadamente tu saber ser y estar, y el amor por de ustedes por su niña, han sido la guía… No es fácil, pero quién ha dicho que vivir a contracorriente lo sea. Yo me quedo con todos esos pros que citas, porque los contras… no dependen de ti, no han dependido de ti, y eso está claro. Un apapacho

    • madrexilio
      enero 21, 2016

      Muchas gracias Cata. Te agradezco mucho tu palabas 🙂

      Un gran abrazo desde Budapest

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »