Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Lo más difícil de ser madre divorciada y expatriada

Las dificultades que conlleva vivir después del divorcio varían un poco según la historia y las circunstancias personales. Siempre que hay hijos de por medio todo resulta un tanto más complicado, bien sea por razones emocionlaes o de logística, en mi caso tengo que sumarle el hecho de ser exaptriada y todo lo que eso significa para mí. Los primeros meses inmediatos al divorcio, ya les conté las razones aquí, me dediqué a sobrevivir. No lloré nunca delante de mi hija, a penas comía, dormía lo justo y salía a distraerme cuando las lágrimas dejaban de brotar.  No me podía permitir descuidar mi trabajo, así que me concentré en poner mis energías en mi carrera y en estar presente para mi hija. Cada día me voy sintiendo un poco mejor, hay días muy duros, sobre todo las fechas señaladas, cumpleaños, día de la madre, del padre, navidad y aniversarios que son más duros de masticar. Aunque quizá lo peor ya ha pasado, pienso que todavía paso por un momento de crisis emocional y de identidad profunda, cada día lo voy llevando mejor, es verdad, aunque a veces pierdo el sosiego y el ánimo se me va al suelo.
Por fortuna, he descubirto muchas otras mujeres que pasan por situaciones similares. Quizá no están separadas por la misma razón que yo, pero sí se enfrentan a muchas dificultades parecidas a las mías. Es bonito encontrar apoyo en gente que tal vez no conoces, una de las bellas oportunidades que brinda el mundo virtual, creo que somos afortunadas de tener acceso a la tecnología, la soledad se siente menos abrumadora.

Mucha gente cercana y hasta conocidos me han preguntado por qué no me he ido de Hungría, supongo que es fácil asociar divorcio con cambio de vida y decisiones extremas. Sin embargo, pienso que hay que considerar muy bien ese tipo de decisiones, una vez que tienes hijos mudarse a otro país se complica bastante, especialmente después de un divorcio. Cada quien tiene su historia y toma las decisiones que considera mejor. En nuestro caso, este país es también mío por eso de que mi familia paterna es húngara, aunque yo tengo alma de trotamundos y de buena gana hubiera cogido la maleta para empezar de nuevo en otras tierras, no siento que sea el momento apropiado para hacerlo. Pienso en mi hija y no tengo corazón para arrancarle su lengua, su entorno ni a su padre. Tal vez más adelante, sea una opción pero de momento no lo es.

Lo más difícil de ser madre divorciada y expatriada

Sentirse pérdida tras el divorcio es una realidad. Foto bajada de www.freeimages.com

Ahora bien, si hay que hacer una lista de qué es lo más difícil de ser madre divorciada y expatriada, creo que estas son las cosas que a mí se me complican más:

  1. La lejanía de mi madre y de las amigas de toda la vida. Ayudaría mucho que mamá pudiera echarme una mano con la niña y hacerme un sopita para el alma. Ni hablar de salir con las amigas que mejor te conocen a pasar los momentos difíciles entre abrazos y risas.
  2. El país donde estoy es más de mi hija que mío. Siento que eso hace más aguda la crisis de identidad que viene con el divorcio.
  3. Hacerse cargo de todos los temas oficiales en lengua extranjera es difícil. Antes de la separación, el padre de mi hija se encargaba de toda la correspondencia oficial, los temas de papeleo, etc. Ahora me ha tocado aprenderlo a mí, que no es algo malo, pero vaya que me ha costado trabajo.
  4. Conseguir una nueva pareja es complicado para todas las mujeres separadas con hijos, sin embargo, en el caso de ser expatriada está el agravante de que las diferencias culturales hacen la compatibilidad más cuesta arriba. A mí, particularmente, no me gusta la mentalidad de los hombres húngaros,  así que mis oportunidades se reducen a esperar a conocer otro expatriado que no se asuste con eso de que soy madre, no tengo mucho tiempo libre y no quiero tener más hijos.

Me alegro de no haber renunciado a mi independencia económica, aunque sea muy difícil trabajar y ser mamá sin ayuda familiar, vale la pena sentir que no le debes nada a nadie, es una satisfacción muy grande saber que lo hay en casa lo has trabajado tú sola.  Si me lee alguna mujer que desee separarse por razones de peso pero tiene miedo de no poder sola, te digo que sí se puede, va a ser muy difícil al comienzo, necesitarás pedir ayuda a amigos o familiares si los tienes cerca, hay que apretarse el cinturón con los gastos, y cambiar muchas cosas en la rutina, pero es posible. Después de los meses de adaptación, econtrarás la manera de salir adelante.

¿Qué ha sido lo más difícil del divorcio para ti? ¿Eres expatriada también? Cuéntame tus dificultades o algún tip para superar la crisis de la separación con éxito.

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Lo más difícil de ser madre divorciada y expatriada by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada-com-Lo%20más%20difícil%20de%20ser%20madre%20divorciada%20y%20expatriada
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
10 Responses
  • madredelsigloxxi
    Julio 19, 2016

    Bea querida, solo tu sabes cuánto te entiendo! Yo luché mucho antes de dar el paso, en mi familia soy la primera que pasa por un divorcio y para mi era catastrófico tan solo pensar en que mi hijo no iba a tener una familia tradicional; pero como todo en la vida pasa y evoluciona, el dolor pasó, hay días que siento desmoronarme pero levanto la cabeza porque de esto no me muero. Lo más díficil para mi ha sido tener a mis padres lejos, pues justo firmaba yo el divorcio cuando por trabajo los trasladaron al fin del mundo. Me volqué en mi carrera y en mi hijo, me pasó por la cabeza mudarme y como bien dices, cuando hay hijos y estos tienen un padre presente, pues mudarse no es una opción viable. No tuve otra opción que divorciarme pero si puedo asegurarme que mi niño crezca emocionalmente estable y llegue a ser un adulto sin lagunas causadas por la situación. Y las dificultades para las madres son las mismas ya sea que vivan en Pekín o en el Caribe; nos queda mirar hacia adelante y a mi me ayuda pensar que ya lo peor pasó y lo sobreviví, qué mas queda? Vivir la vida de cara al sol que las cosas solo pueden mejorar. Besos querida

    • madrexilio
      Julio 25, 2016

      ¡Qué alegría leerte por aquí! Sé muy bien que me entiendes, tal vez mejor que otras amigas. Nuestras situaciones se parecen bastante, es verdad. Tú también has hecho lo correcto, estoy de acuerdo en no separar a los hijos de sus padres sobre todo cuando ellos son responsables y amorosos con sus hijos.

      Un abrazo muy fuerte desde Budapest

  • La Moleskine de Mamá
    Julio 19, 2016

    Lamento mucho por lo que estas pasando. Yo tambien pense en el porque no te ibas de Hungria, en un lugar donde te sintieras mas segura y que tu ex vaya a visitar a la peque. Ojala salgas de este bache pronto y con paso firme. Te mando un abrazo fuerte (y si, dinos porque no te gustan los hugaros para tener una relacion con ellos)

    • madrexilio
      Julio 19, 2016

      ¡Muchas gracias! Ya que lo pides tú también, puede que me anime a escribir sobre mi tema con los hombres húngaros.

      Un abrazo desde Budapest

  • Sandra
    Julio 18, 2016

    Hola Bea! Yo soy hija de padres separados y tengo que decirte con el corazón en la mano que no existe heroina mas grande para mi, que mi Mamá.
    Ella es una mujer qué a pesar de vivir en un ambiente conservador, no tuvo miedo de separarse con dos niños a cuestas y una independencia económica a medias en ese momento. Le tocó muy duro y recuerdo haberla visto llorar muchas veces, sin embargo nos saco adelante a mi hermano y a mi con mucho esfuerzo. Aúnque residía en su país, siempre vivió con el peso de ser caribeña en una ciudad de 2600 metros de altura que señala a los que tenemos un tono de voz alto y nos gusta la fiesta….:p
    Sé que cada caso de divorcio es distinto, pero la enseñanza que siempre me ha dado la experiencia de mi Mamá es que el divorcio nunca es un fracaso; simplemente es el término de algo que cumplió su ciclo y la oportunidad que te da la vida para re-encontrarte a ti misma, complacerte y si es el caso seguir el camino acompañada de alguien más.
    Mi Madre por su parte se volvió a casar y mi Padre, también, un hombre excepcional encontró a una buena mujer que lo acompaña en el camino ;).
    Un abrazo y muchos besos!

    • madrexilio
      Julio 19, 2016

      Te agradezco muchísimo tu comentario Sandra, no sabes lo bien que me ha hecho leerlo 🙂

      Un gran abrazo desde Budapest

  • Ley
    Julio 18, 2016

    Me gusta leer que no renunciaste a tu independencia económica.
    Imagino debe ser mucho más difícil para alguien que todo lo dejo en manos de otro porque era más fácil vivir fuera de tu país de esa manera.
    Si algo simboliza tu decisión de valerte por ti misma cuando estabas con alguien, es el poder de tener las agallas para afrontar la nueva situación ahora que estás sola.

    Un abrazo para las fuertes como tu!
    Muah!

    • madrexilio
      Julio 19, 2016

      ¡Muchas gracias Ley! Qué cosas más bonitas me escribes. A veces no queda más remedio que ser fuerte 🙂

      Un abrazo desde Budapest

  • Des
    Julio 18, 2016

    Es muy interesante lo que escribes y te deseo mucha suerte. Dices que no te gusta la mentalidad de los hombres húngaros, pues a mí me gustaría que dedicaras una entrada a ese tema. Yo soy húngaro casado con una latina y a pesar de nuestros pequenos choques culturales nos llevamos muy bien.

    • madrexilio
      Julio 19, 2016

      Muchas gracias por la visita y por tu comentario. A ver si me animo y escribo sobre el tema pronto.

      Saludos 🙂

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »