Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cómo son los hombres húngaros

Me sorprende la frecuencia con la que me preguntan los lectores “cómo son los hombres húngaros”, después de darle muchas vueltas me he decidido a contarles lo que sé. Eso sí, advierto que cada cabeza es un mundo, cada persona es única y tiene su propia historia. Por otra parte lo que a mí puede parecerme una desventaja, a ti quizá te parezca una maravilla. Te paso una lista tratando de transmitirte lo que yo he observado, guardándome mi opinión para el final del artículo, a ver si así también respondo la otra pregunta que me han hecho ¿por qué no me gustan los húngaros para pareja?

Hablar de cómo son los hombres húngaros es también hablar un poco de las características generales de quienes tienen esta nacionalidad, es hablar de masculinidades y de femineidades que, por cierto, se construyen un poco diferente en cada rincón del planeta y forman un rasgo fundamental de la identidad nacional e individual. Empezaré entonces diciendo que en general los húngaros son perfeccionistas, prestan mucha atención a los detalles sobre todo en temas de trabajo o estudio. Son muy competitivos, quizá por eso es que haya grandes deportistas con importantes colecciones de medallas, así como científicos y escritores con premios Nobel.

La inteligencia es un valor importante en la sociedad húngara y el éxito es un bien codiciado. Es cierto que los húngaros no son gente que sonría o tenga mucha cortesía con los demás, no son famosos por su buen gusto para vestir ni decorar, pero últimamente se han posicionado muy alto en la escena gastronómica mundial, así que buen gusto para la comida sí que lo tienen. También aprecian el baile, la música y el arte en general, así que lo de ir a divertirse mola mucho por acá. Puedes encontrar programas interesantes y muy amenos; desde ir al cine, al teatro, a conciertos, ir a cenar con amigos, visitar locales nocturnos hasta ir a festivales de música de alto nivel.

Cómo son los húngaros

Pasando a los aspectos que a mí no me gustan tanto, me toca decir que, en general, los húngaros presentan una alta resistencia al cambio, lo que se traduce en: rigidez, baja tolerancia a lo diferente, apego al pasado, miedo a cuestionar la autoridad (de modo que cuando ellos son la autoridad tampoco suelen aceptar críticas, preguntas ni sugerencias), poca capacidad de aceptar críticas -por más constructivas y necesarias que sean-. Tienden a no comunicar sus emociones asertivamente, así que las acumulan.  La tendencia al comportamiento pasivo-agresivo parece ser uno de los deportes nacionales más practicados, las actitudes condescendientes y de burla a los demás son también muy frecuentes.

Yo me atrevo a decir que el amor propio no tiene fundamentos sólidos en la crianza ni en la educación, pues al fomentar la competencia y medir el valor de las persona en base a expectativas que no respetan la personalidad ni las capacidades naturales de cada individuo, es muy poco probable que esos seres crezcan pensando que merecen afecto cuando son constantemente comparados con los que “sí son exitosos”.

De allí que yo he llegado a la conclusión de que la sociedad está de alguna forma dividida en “los que somos perfectos y por lo tanto no tenemos nada que aprender” y “los que nunca seremos nada ni nadie porque jamás lo hemos merecido”. Me podrías decir que esto pasa en muchas partes, pero el nivel de rivalidad y de sabotaje que he visto en grupos de trabajo o los grupos de padres y vecinos, no lo he vivenciado en ningún otro país. Pienso que de allí debe venir que la tasa de anorexia, de alcoholismo,  obesidad y suicidio sea de las más altas de Europa.

¡A qué suena bastante  negativo!, ¿cierto? y en cierta forma lo es.  Yo soy por naturaleza una persona de pensamiento liberal, tengo fuertes valores morales y personales, pero no suelo poner resistencia al cambio porque la vida me ha enseñado que es del cambio que nacen los aprendizajes más importantes. He trabajado muy duro para aprender cada día algo nuevo, crecer como persona y además soy muy generosa. A mí destruir a la gente no se me da, los complots y las conversaciones destructivas me parecen una total pérdida de tiempo.

 

Ahora les digo por qué me cuesta considerar a los hombres húngaros como compañeros románticos:

  • No me gusta el coqueteo húngaro, básicamente porque NO existe. Los hombres son muy pasivos en la conquista, a veces me da la sensación de que culturalmente es la mujer quien indirectamente inicia la seducción. Eso va en contra de mi idiosincrasia latina. Y seguro habrá algún húngaro que comente “eso no es verdad”, pero tengo una gran lista de ejemplos. Un hombre puede que te sonría, hasta que te invite a tomar algo en un bar o te busque conversación, pero hasta ahora, por lo que he visto y vivido, si la mujer no da el último paso, todo se queda en nada. Siempre siento que nos tratan como si no fuéramos importantes, como si tenernos “no fuera la gran cosa”, como si no tuvieran prisa o como si ninguna mujer fuera lo suficientemente buena o bonita como para salir de su zona de confort y cortejarla.
  • Cuando son caballerosos generalmente son chapados a la antigua. Eso quiere decir “yo pago todo, tú te callas y sonríes”.
  • Los hombres en general quieren estar “al mando” en todo.
  • Una buena mujer es en general: sumisa, paciente, se viste muy femenina (tacones y vestido o falda) y escucha al hombre, lo comprende, no lo cuestiona, lo atiende, lo hace sentir el centro del universo y pone sus necesidades de últimas.
  • Hasta ahora, del desempeño sexual no tengo nada que decir. Por lo que me han contado mis amigas casadas o en relaciones serias con húngaros parece que les falta espontaneidad, son algo monótonos y otros un poco bruscos.
  • No piensan que el hombre deba ocuparse de las tareas de la casa.
  • Se visten fatal. Excepto por los gays y los metrosexuales, los hombres húngaros, en general, tienen un  gusto terrible para vestirse y  a mí me pone fatal, eso de salir con un hombre joven que se viste como un abuelo, o que compra las camisas dos tallas más grandes de lo que debería me parece lo más anti-date del mundo mundial.
  • Suelen hacer comentarios condescendientes hacia la mujer por ser mujer, en plan chiste, y si no te da risa se lo toman mal.
  • Por lo general son emocionalmente muy dependientes de su familia o todo lo contrario, no quieren saber nada de ella.

 

Quizá he tenido mala suerte y conozca a algún húngaro que me haga pensar distinto. De momento esta es mi opinión.

 

 

 

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Cómo son los hombres húngaros by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
22 Responses
  • Paola
    Agosto 9, 2017

    Soy mexicana y estoy conociendo a un Hungaro por redes sociales, hablamos seguido y se me hacen interesantes sus temas de conversación. Hasta ahora no hemos hablado de cosas románticas y supongo que ya se porque jajaja. bueno pues, una lastima porque el muchacho si que esta guapo. </3

    • madrexilio
      Septiembre 13, 2017

      Bueno, pues ya me contarás cómo sigue la historia… nunca se sabe 😉

      Un abrazo desde Budapest

  • Ross
    Julio 23, 2017

    Hola! Encontré este post y la verdad que estoy muy de acuerdo. Yo tengo un novio húngaro y vivimos en Inglaterra…y al pobre le cuesta mucho expresar lo que siente y tomar la iniciativa también. La verdad que hay más de una bronca por falta de entendernos ya que somos muy diferentes. Yo soy española y descendiente de latinos y hay muchas cosas que hecho en falta, así que me veo pronto separada porque viendo que es algo cultural no creo que pueda cambiarlo.

    • madrexilio
      Julio 29, 2017

      Pues lo siento Ross, pero a veces es mejor decir “aquí corrió que aquí murió¨, ja ja. Es broma, así dicen en mi tierra. Entiendo que hay que diferencias culturales que son muy difíciles de sobrellevar. Qué tomes la decisión que sea mejor para ti.
      ¡Ánimo, un abrazo desde Budapest!

  • Vane
    Mayo 30, 2017

    Hola. Soy Ecuatoriana, soy estudiante (27 años). Llevo viviendo y estudiando en Budapest dos años. No sabes como me ha ayudado tu blog en este tiempo. Me siento muy comprendiada y estoy totalmente de acuerdo sobre tu opinion/descripcion de la manera de ser de los hombres en la actitud de conquista (inexistente) y tambien lo positivo 🙂 q tienen. Hermosa redaccion. Gracias por escribir tan bien! Un beso y muchos saludos.

    • madrexilio
      Junio 10, 2017

      Hola Vane, qué alegría leerte y que gusto saber que mi blog te haya servido de apoyo en este tiempo. Es muy gratificante recibir mensajes como el tuyo. ¡Mil gracias por escribir!

      Un abrazo desde aquí mismo, Budapest

  • Roma
    Febrero 20, 2017

    Hola!! Soy de Peru y estoy aca desde hace dos meses y has reafirmados las cosas que creía de los húngaros. Había escuchado de mi hermana ( que vive hace dos años acá) que parece que está surgiendo una nueva generación de húngaros ( más optimistas y gentiles ). no sé si tendrás un post sobre entrevistas de trabajo o como son ellos en el trabajo. Ya que estoy postulando a una uno y quisiera saber cómo salir viva de eso, ya que según el post son muy perfeccionistas y saboteadores jajajaja. Muchos abrazos 🙂

    • madrexilio
      Febrero 20, 2017

      Hola! Muchas gracias por tu interés en mi blog y por tu comentario. No tengo un post sobre entrevistas de trabajo. La verdad, con las entrevistas, pasa como las citas. Es decir, es cosa de dar buena impresión, que tú seas lo que están buscando y que haya química. Las diferencias culturales pesan lo mismo que cualquier otro lugar. Así que te deseo mucha suerte y espero que te escogan a ti 🙂
      Un abrazo desde aquí mismo, Budapest

  • Johanna
    Febrero 16, 2017

    Hola Bea! Yo también soy venezolana y aunque no había leído este post, me llamó mucho la atención y me hace sentir que no estoy tan equivocada de la manera en que veo a los húngaros y húngaras también!! Mi novio es húngaro, vivimos en Budapest y para mi ha sido difícil la adaptación, estoy de acuerdo en varios aspectos contigo y en otros agradezco que mi novio haya viajado tanto y cambiado su manera de ser y pensar desde hace ya tiempo, él mismo a veces se refiere a su país y su gente con desprecio porque en cada viaje (trabaja como guía turístico) se da cuenta de las diferencias y de como las personas son mucho mas felices, agradecidas, genuinas, seguras y auténticas. A mi me deja loca lo aferrados que están al pasado, el sentirse aún “derrotados” y débiles como personas y nación (me interesa leer mas sobre su historia). Con respecto a mi novio, él es muy sport y en Navidad… se vistió igual y yo bien arregladita por la ocasión (suelo vestirme sport también o casual normal) 😅 , los piropos sabrosones no existen, el coqueteo es casi nulo, sí… paga por todo lo que puede, se pone sensible cuando hago algo bueno y/o especial por él, sea lo que sea, parece que es como tu dices, recibir cariño y afecto no es muy común ni bien recibido por muchas personas (esto incluso me ha pasado con mi suegra), él detesta el C.C. Arena por como la gente va vestida 😂, es muy amable y respetuoso, los chistes que hace a veces ni los entiendo (hablamos en inglés, debe ser por eso…), pero si debo recordarle de vez en cuando que nuestra relación es reciente y es necesario seguir enamorandonos con detalles, comentarios, gestos, etc… En fin, no ha sido fácil pero ha sido una experiencia muy bonita y enriquecedora. Me ha enseñado a ser más puntual y responsable por ejemplo y yo a él ser más relajado y menos perfeccionista.

    • madrexilio
      Febrero 17, 2017

      ¡Encantada de conocerte Johanna! Me alegra mucho que tengas tan bonita relación con tu novio húngaro. Es bonito cuando ambas partes se apoyan y se complementan.

      Un abrazo desde aquí mismo, Budapest

  • Belen
    Noviembre 15, 2016

    Llegué a este blog buscando sobre feminismo en Hungría, lo estoy considerando como destino erasmus, y ¡madre mía! Supongo que siendo España uno de los países más avanzados de la UE en cuanto a feminismo (o eso tengo entendido) cualquier otro país me va a dejar qué desear.
    Desde luego, que en abusos sexuales sea atenuante que el hombre conozca a la mujer, ¡pero si más del 70% de violaciones las perpetran hombres que conocían de antes a la víctima!
    Aunque yo con eso de que no liguen bien estoy muy contenta, y también con lo de dejar el “último paso” a la mujer, no siempre el hombre tiene que ser el que se lanza, creo yo.
    Y eso de burlarse de gordos, afeminados, mujeres… madre mía. Menos mal que estoy inmunizada, pero tampoco me quiero crear malos rollos con profesores, aunque el autoritarismo total lo llevo mal.

    Gracias por acercarnos un poco esta cultura que a algunos nos queda tan lejos, da gusto leerte, espero que te vaya bien!

  • Alfonzo Carpio Guerra
    Octubre 12, 2016

    LLegué a tú blog, por una amiga Húngara casada con un compatriota Venezolano, y pues me sorprende que ya había escuchado todo lo que tú dices, me lo reafirmas. Ya viví una vez en Pécs y tuve un noviazgo con una Húngara que por el contrario, ella parecía esperar que yo actuara y me comportara como haría un hombre Húngaro, el tema de las expectativas de ser exitoso en la sociedad (siendo yo extranjero) hizo que el amor acabara muy pronto. Un saludo desde A coruña.

  • Ga
    Septiembre 21, 2016

    Hola.Yo doy hungara y tengo que decirte que estoy totalmente acuerdo con todo lo que has escrito.Cuando hace años fui a Barcelona no pude ceeer todos los cumplidos de los hombres que he conocidoEl problema mas grande que las hungaras que crecen en este entorno aceptan totalmente este trato,ni se dan cuenta hasta que encuentran un moreno seductor .jiji

    • madrexilio
      Octubre 5, 2016

      Hola Ga. Es verdad, pero pues así es cuando creces en determinado entorno. ¡Imagínate lo difícil que es para mí! ¡Ja!

  • pepe
    Agosto 30, 2016

    podría djar un comentario sobre las mujeres húngaras pero no viene al caso, pero si podría asegurar que la mayoría de la gente Húngara es muy amable y su comida deliciosa. saludos!!

    • madrexilio
      Octubre 5, 2016

      Hola Pepé, gracias por comentar 🙂

  • La Moleskine de Mama
    Julio 29, 2016

    Ay mi madre, qué fuerte esto con los hungaros!! Ahora entiendo porque no te dan ganas de salir con otro. Podrías decir que es una sociedad con baja autoestima? Es que no sé que se hace peor de todas las características que dices, pero eso de que se visten fatal seguro mata la pasión y más con esa personalidad. Y es gente que se baña a menudo?
    gracias por el post, que yo fui una de las que te lo pidió.
    Abrazo desde México!

    • madrexilio
      Julio 29, 2016

      La baja autoestima es un problema bastante generalizado por estas tierras. Respondiendo a tu pregunta de la frecuencia de los baños, pues sí se bañan a menudo, los jóvenes se preocupan más por los perfumes y el desodorante. En verano hay que hacer de tripas corazón en el transporte público porque creo que el desordorante no es el artículo de higiene personal más popular entre la población mayor de 40 años, recuerda que en Europa hay más viejos que jóvenes. Eso sí, yo nunca he salido con ningún hombre que huela mal, pero existen, claro que sí y como en muchas partes.
      Me alegra que te haya gustado el post.

      Un abrazo desde Budapest

  • Szandra
    Julio 27, 2016

    Unfortunately you are absolutly right Bea. Being Hungarian many times I wonder where all the passion that our ancestors and historical heroes had gone. Your artical is painful to read but agree 100%. Maybe I am a strange Hungarian? Big hugs.

    • madrexilio
      Julio 29, 2016

      Take you very much for your visit and insightful comment. I’m sorry to be right 🙁 Anyway, I do believe not every men is like this. I’m sure I have been a bit unlucky in that aspect of my expat life.

      A big hug!

  • Mamá en Bulgaria
    Julio 27, 2016

    Muy eslavos, por lo que veo. XD
    Qué interesante el post, vecina. Si hay algún húngaro por ahí que valga la pena, no dudo de que lo encontrarás, aunque no te deje pagar la cuenta. 🙂

    • madrexilio
      Julio 27, 2016

      Que no me deje pagar la cuenta me ha pasado toda la vida con todos mis novios, ja ja ja, no importa de dónde sean. Eso nunca me ha molestado y es un buen deseo, ¡ojalá se haga realidad!

      Un abrazo desde Budapest, vecina

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »