Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Multilingüísmo y la importancia de viajar

Mi hija tiene 3 años y 8 meses. Habla con fluidez húngaro y español, recientemente ha empezado a soltarse a hablar en inglés también. Elena ha sido expuesta a los tres idiomas desde el embarazo. Originalmente mi plan era criarla bilingüe pero a los pocos meses de nacida, mientras me quedé en casa con ella, descubrí un grupo en inglés para mamás y bebés al que nos hicimos asiduas. Así fue cómo el inglés se convirtió en la tercera lengua. Empezamos por canciones infantiles y juegos sencillos, más adelante implementé la norma de ver vídeos musicales para niños solo en inglés. Después de que cumplió dos años empezamos a leer cuentos en inglés y a ver dibujos animados y películas en la lengua de Shakespeare. Por ser expatriada y dado que el húngaro es un idioma muy difícil, con mucha frecuencia nos reunimos con amigos expatriados con quienes el idioma común es el inglés, así que poco a poco la niña se ha dado cuenta de lo útil que le resulta hablar ese tercer idioma. Entre esta función práctica y la conexión emocional que generan las lecturas y los personajes de los cartooons, el inglés ha tomado cada vez un lugar más importante en la vida de mi hija. Hoy por hoy, digo con mucha satisfación que sí se puede criar a un niño trilingüe.

Sin embargo, hay que ser realistas y admitir que sería mucho más cuesta arriba llevar este tipo de crianza en un entorno monolingüe, de allí que me gustaría hablar un poco del multilingüísimo y la importancia de viajar. En general, aprendemos idiomas porque hay una motivación utilitaria o emocional. Un niño que no le ve la función a usar determinada lengua, no la aprende simplemente porque no la ve importante para comunicarse. Los idiomas se pueden enlazar a personas que queremos, experiencias positivas o a espacios físicos donde sabemos que esa es la herramienta para expresarnos. Si el tiempo y las finanzas me lo permitirían viajaría mucho más seguido a países donde Elena estaría expuesta al español y al inglés. De momento hemos ido a España, Alemania y a Inglaterra. En los tres países tenemos familia o amigos muy cercanos que son hablantes nativos de alguno de estos dos idiomas. Una de las ventajas de sacarla del entorno húngaro es hacerle ver que en otros lugares (donde además la pasa muy bien) su idioma materno (el húngaro, pues su escolaridad y vida diaria transcurren en Hungría) puede que no le sirva para hablar con los demás, pero puede usar el español y el inglés. Al principio le resultaba un poco complicado entender por qué nadie la comprende si habla en húngaro, ya pasada la primera hora de llegar a nuestro destino empieza a cambiar  al idioma que hable el grupo.


No hablamos alemán pero nos fuimos a Múnich a practicar el español 

En marzo viajamos a Múnich a visitar a una amiga que hasta entonces era virtual. Mi amiga y blogger Nuria hizo un video post muy ilustrativo de nuestra visita y de cómo metió a una extraña en casa, se los comparto aquí por si les da curiosidad. Nuria es catalana y está casada con un alemán. Sus hijos hablan catalán muy bien, se defienden con el castellano y, por supuesto, manejan el alemán a nivel nativo.

Nuria sus hijos y nosotras

Nuria sus hijos y nosotras en una pastelería en Múnich

 

Conocer a Nuria y a su familia fue una experiencia maravillosa, no solamente a nivel personal, sino que para mi hija  fue muy importante descubrir que hay otros niños como ella, multilingües, que viven en otros países, hablan idiomas que ella no, pero que gracias a compartir el español pudieron comunicarse muy bien, jugar juntos y pasarlo bomba. Recuerdo por ejemplo un momento mágico en que Elena estaba escuchando que los hijos de Nuria le decían algo en catalán, se volteaba, me miraba y me preguntaba: “mamá, eso no es español, ¿verdad? ¿pero porqué se parece?” ¡Qué listos son estos niños!

Fuimos a una biblioteca dedicada a Michael Ende y Elena ya quería aprender alemán

Fuimos a una biblioteca dedicada a Michael Ende y Elena ya quería aprender alemán

 

En Inglaterra comprobé que mi hija es trilingüe de verdad

Ahora acabamos de estar unos días en Inglaterra, visitando amigos muy queridos, y conociendo el parque de atracciones de Peppa Pig que ha sido toda una aventura, se los recomiendo mucho. Cierto que en Budapest Elena tiene contacto con hablantes nativos y no nativos de inglés, pero nunca había coincidido con poder estar rodeada de niños de su edad que hablen inglés.

Elena y sus amigas inglesas

Elena y sus amigas inglesas

En este viaje tuvimos la suerte de visitar amigas inglesas  con niños en edades similares a la de mi hija, las niñas hicieron muy buenas migas y de esa socialización, surgió algo muy positivo: mi hija empezó a usar el inglés para jugar también. Ve el video clip de Elena invitándome a su casa mientras jugaba en Regent’s Park en Londres.

Mi hija de 3 años es trilingüe from Madre Exilio on Vimeo.

Su pronunciación mejoró (a pesar del poco tiempo que estuvimos en Inglaterra) y aunque no ha desarrollado todavía la precisión en cuanto a usar las formas gramáticales correctamente, sí es capaz de usar el lenguaje en el resgitro correcto dependiendo de la situación.  Las niñas jugaron muchísimo en las habitaciones de la casa, en el jardín e incluso las niñas estuvieron cantando las canciones de Frozen en karaoke infantil.

Sí se puede ser multilingüe, la exposición a los idiomas extranjeros desde muy temprana edad, el juego y la necesidad de usar la lengua para comunicarse son las mejores motivaciones para los pequeños. ¡Mucha suerte!  ¡Comparte cualquier experiencia que te parezca interesante acerca de cómo incentivar el multilingüísmo en niños pre-escolares!

 

 

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
multilinguismo y la importancia de viajar by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com/multilinguismo-y-la-importancia-viajar
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
5 Responses
  • nuria
    Febrero 3, 2017

    ¡Síiiii!!!! ¿Cuando vuelves, Bea? Que sepáis, Lectoras de Madre Exilio, que aparte de criar a una nena multilingüe preciosa… ¡¡¡es una gran cocineraaaaa!!!
    Besitos a las dos!! :-*

    • madrexilio
      Febrero 17, 2017

      Mi querida Nuria, muchas gracias por tus cumplidos, es verdad que ahora me toca ir a mí, y ahora que se me ocurrió aprender alemán tengo más razones para viajar a verte ja, ja, ja.

      Estamos en contacto mi querida amiga, un gran abrazo desde Budapest

  • Bet
    Septiembre 1, 2016

    Como podria mandarte un email tengo ciertas dudas….y quizas pudieras ayudarme

  • colombiana
    Julio 5, 2016

    Felicidades! No todo el mundo lo logra y no tu caso ha sido un trabajo excelente! .
    Saludos.
    PD. A ver si a nosotros también nos vienes a visitar para que a Elena vea como se ha al el sueco jejeje

    • madrexilio
      Julio 15, 2016

      ¡Muchas gracias! Me he esforzado desde el primer día que supe que sería mamá. Aún falta un largo camino por recorrer. No es mala idea lo del sueco. Estuve en varios países vecinos al tuyo, pero todavía me quedó pendiente Suecia 🙂

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »