Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Ser madre acabará tu carrera profesional

Hay cosas que no te dice nadie antes de convertirte en madre, hay otras que aunque te las digan no te las crees, esta es una de ellas: ser madre acabará tu carrera profesional. Vamos con calma, no hay que exagerar, lo sé. Todo depende de cuáles sean tus aspiraciones laborales y maternales, es cierto. Tampoco quiero decir que toda mujer tenga que sentir lo que yo he sentido desde que me reincorporé a trabajar, es decir, desde hace ya casi un año. Habrá quien diga que puede compaginar todo perfectamente y que sus obligaciones/ambiciones laborales no interfieren en su desempeño como madre.  A mí no me pasa eso y escribo este post precisamente por esa razón, digamos que esta es mi verdad.

Antes de ser madre, no solo hacía mi trabajo con muchas ganas y profesionalismo, sino que era también una “adicta al trabajo”, dicho políticamente correcto, era una empleada muy “proactiva”. Hoy que tengo una hija entiendo que trabajar horario completo (y mucho más aún si haces sobre tiempo) significa no poder buscar a mi hija a la guardería, delegarle a otra persona que la bañe, no ser yo quien le prepare la cena ni le lea antes de dormir. Así que a mí digamos que la maternidad sí me cambió mi vida profesional, y eso no es posible enterderlo antes de que te pase. Creo que por haber crecido en una familia donde ambos padres trabajaban nunca pensé que era posible tener a mamá en casa, de alguna manera nunca me lo plantee, tampoco imaginé lo doloroso que sería ver el reloj avanzar desde la oficina y saber que al llegar a casa mi hija ya estaría dormida.

Mamá trabajó siempre y aunque hizo todo lo que pudo por estar con nosotros en su poco tiempo libre, tengo también muchos recuerdos en compañía de la nana y mi abuela. No tengo un trauma por eso,  y tengo recuerdos preciosos con mi Tata, pero sí he pensado en todos los momentos que mamá no pudo disfrutar con nosotros, todas las cosas que nunca vio y nunca supo simplemente por no haber estado allí. Yo no quiero eso para mí ni para mi hija, no me quiero perder nada de aquí en adelante.  Así que me toca aceptar que no se puede tener todo en la vida y esta no va a ser la excepción, ¡toca decidir! O me olvido de mi carrera profesional tal y como hoy la conozco o paso de la infancia de mi hija. Es sumamente difícil tener que decirle adiós a una parte que me gusta mucho de mí, pero prefiero estar más con mi hija y menos en la oficina. Emprender y trabajar desde casa puede ser la opción, trabajar lo justo y necesario sin aspirar a ascensos ni reconocimientos también es una opción.

Esto no quiere decir que dejaré de trabajar, no. Hago mi trabajo con pasión, eficiencia, responsabilidad, creatividad y siempre estoy aprendiendo cosas nuevas, pero me niego a perderme la infancia de mi hija. He decido aceptar que no puedo ni quiero competir con todos los demás compañeros que trabajan 10 a 12 horas diarias y que por ende posiblemente tendrán más oportunidades de brillar. Así es el trabajo en las agencias de publicidad, es difícil tener horarios definidos, es difícil ir de vacaciones, es sumamente estresante pero también tiene muchas satisfacciones. Me quedo con las satisfacciones y abrazo el cambio, estar más tiempo con mi hija, saborear cada momento juntas, aceptar la transformación que la maternidad ha generado en mí y ser feliz con mi nueva yo.

Tal vez las próximas generaciones logren que conciliar trabajo y vida familiar sea real, tal vez en un futuro una mujer no tenga que decidir entre ser una madre dedicada y tener una carrera exitosa. Esto es lo que le tocó vivir a mi generación, pero siempre vienen tiempos mejores, tengo fe en los cambios como un motor para que cosas increíbles sucedan.

¿A ti te cambió la vida profesional con la maternidad? ¿Cómo lo llevas?

 

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Cómo ser madre te arruinará la carrera by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
16 Responses
  • Mama en Massachusetts
    Julio 7, 2015

    Hola! he descubierto tu blog de mamá expatriada. Es sincero, personal y muy bonito, felicidades. En el tema que planteas, yo también era una trabajadora a la que no le preocupaba estar más horas en el trabajo, que tenía verdadera afición por la empresa y que todas las prioridades me cambiaron al ser madre.
    Como madre trabajadora me sentía mala madre, por no poder dedicar tiempo a mis hijos y mala trabajadora, por no poder dedicarle todo el tiempo a mi trabajo. En la expatriación me convertí en mamá a tiempo completo, pero estoy buscando trabajo puesto que, aunque quiero infinito a mis hijos, deseo también un trabajo que me llene como persona individual.
    Considero que a las mujeres nos han engañado con el tema de la conciliación, pero encontrar el equilibrio es difícil.

    • madrexilio
      Julio 8, 2015

      Mejor no lo podías decir: “nos han engañado con eso de la conciliación”, es que es así, tal cual. Al final se puede trabajar y ser madre, pero eso de tener una carrera brillante o meteórica… pues no. Eso sí, no cambiaría ser madre por nada 🙂

      Un abrazo desde Budapest

  • Marta
    Julio 6, 2015

    Ay, me cambió la vida, pero a nivel interno. A mejor, por supuesto. A nivel profesional, no tengo conciliación, pero si un jefe que facilita mucho el poder salir si un niño se pone malo, o venir más tarde por lo mismo… Claro, luego, las que somos responsables, devolvemos las posibles horas que hayamos faltado.

    • madrexilio
      Julio 6, 2015

      Tener un jefe flexible es una gran ventaja, lo de devolver las horas también es un tema muy importante.
      Un abrazo desde Budapest

  • Luzdelcielo
    Junio 24, 2015

    Asi es, es tan complicado tomar esa decision, lo estoy viviendo, trabajo medio tiempo, pero mi familia me dice que debo conseguir un trabajo de tiempo completo para tener mejores ingresos y asegurada, pero dejar a mi bebe todo el dia no es muy de mi agrado, asi que estoy en esa polemica.
    Si es dificil ese tema. Ahorita disfruto a mi bebe.
    saludos

    • madrexilio
      Julio 1, 2015

      Hola Luzdelcielo, los niños crecen tan rápido y ese tiempo que no pasamos con ellos no se lo regresan ni a ellos, ni a nosotros, pero cuando el dinero se necesita es muy complicado decidir.

      Un abrazo desde Budapest

  • Planeando ser padres
    Junio 22, 2015

    Creo que eres una mujer muy razonable y tomarás la mejor decisión. Yo no quise perderme toda la crianza de mi bichilla y renuncié a trabajar fuera de casa cuando ella tenía 4 meses y debía reincorporarme tras la baja de maternidad. Ahora no me arrepiento, porque ese puesto tampoco tenía futuro, pero la incertidumbre es tanta cuando se toma la decisión. Y casi tanto como el hecho de no querer ver a mi bichilla más que media hora por la noche, pesó el que me cambiaran tanto las condiciones laborales para hacerme la conciliación realmente imposible. Estaban tan poco dispuestos a colaborar que acabé dando carpetazo a ese trabajo.

    • madrexilio
      Junio 22, 2015

      Muchas gracias por el cumplido colega 🙂 De verdad creo que hay profesiones en las que conciliar parece imposible, como en de publicista. Aunque a veces me acuerdo de aquella parlamentaria italiana que se llevaba a su hija a algunas sesiones del parlamento para hacer eco de la necesidad de horario flexibles para las madres…y pienso que debería hacer lo mismo, jajaja.

      Un abrazo desde Budapest

  • May Rovles
    Junio 19, 2015

    Hellooo helloooo!!! qué te digo, así es la cosa. Yo estoy atorada en la misma incógnita que tú. Mi corashoncín sabe lo que quiere, deseo estar con mi bebo, disfrutar “lo que me perdí” por casi 3 años. Como ya te había comentado, desde los 2 meses mi hijo acudió a guardería y sí era realmente doloroso llegar del trabajo, encontrarlo y que me contaran tooodas las hechuras que hizo, los nuevos gestos y habilidades, la sonrisita que les hizo, cómo había comido verduras o los pasitos que dio.

    Ahora en mi trabajo las cosas no van del todo bien y enseguida vi el impulso a tomar mi decisión en forma, sin pensármela tanto, sólo que… algo en mí se pregunta qué pasará después. Me siento como los peces de Nemo al final de la historia cuando quedaron embolsados y uno se pregunta “y ahora qué?”.

    Así que ya te contaré mis chocoaventuras cuando sea madre al 100%, sé que buscaré qué vender o hacer DIY desde mi cantón jaja, no me hallaré huevoneando tanto.

    Te mando un abrazo enormeee! ahora que lo pienso ni sé si contesté a tu pregunta jajaja

    • madrexilio
      Junio 21, 2015

      Hola May! Pues así es esto…. a ver qué sorpresa nos trae la vida.

      Un abrazo desde Budapest hasta México

  • remorada
    Junio 19, 2015

    la decisión que tomes será la mejor porque ya has probado lo que es trabajar dentro y fuera de casa, lo que compensa una u otra cosa, así que adelante y muchos ánimos ^^

    • madrexilio
      Junio 21, 2015

      Nada es imposible! Excepto conciliar entre vida familiar y éxito profesional… maybe? Un abrazo hasta Barcelona

  • Ley
    Junio 18, 2015

    No tengo hijos ni en planes, así que este comentario tiene autorización para ser destruido/eliminado/borrado de la faz de la tierra de padres, pero, honestamente creo que al final todo se trata de que tan grandes sean las aspiraciones que tenemos y en qué tiempo queremos alcanzarlas. Inclusive la aspiración de ser padres, que legalmente toca asumirla por 18 años sin chistar, porque al final, y visto bien abstractamente, ser padre es un trabajo a tiempo completo, y la lógica nos dice que es casi imposible hacer dos trabajos a tiempo completo.
    Mi mamá siempre dice que si se puede retomar tu carrera luego de que has criado a tus hijos, pero yo creo que en estos tiempos que todo va tan rápido y nuestros conocimientos caducan en tan poco tiempo, sin contar de que las nuevas generaciones son más baratas para los empleadores, que es mejor no abandonar el barco profesional y de alguna manera mantenerse activo aunque sean en menos horas.
    Pero, vuelvo y repito, esta es una opinión de alguien que no tiene hijos ni planea tener.

    Besos y muchos ánimos, guapa!

    • madrexilio
      Junio 19, 2015

      Todas las opiniones son válidas, no borraría un comentarios simplemente por estar en desacuerdo. ¡Gracias por la visita y por compartir tu punto de vista!

      Un abrazo desde Budapest hasta Holanda 🙂

  • nuria
    Junio 18, 2015

    Hola Bea,

    tú sabes cómo lo llevo el momento actual porque te lo he contado por otros lados.

    Lo que igual no sabes es que viví algo similar a lo que cuentas. Padres con negocio propio y horario comercial español y abuelas omnipresentes. Ellas llegaban a casa poco antes de las nueve. Justo para darnos un beso de buenas noches. Todavía escucho el crujir de la cerradura cuando abrían la puerta y la emoción que eso despertaba en mi hermana y en mí.
    Eso en una época en que la mayoría de las mamas estaban en casa. La mía no.

    No tuve una infancia infeliz, pero me la pasé deseando crecer y ser mayor. Ahora soy mayor y las elecciones que tomo, las tomo, consciente o inconscientemente, en base a lo vivido.

    No sé cómo rematar este comentario. Creo que acabo de abrir mi caja de los truenos…

    • madrexilio
      Junio 19, 2015

      Creo que a todas/todos nos pasa un poco similar. Cada caja de los truenos tiene también su magia, de allí sacamos el valor para seguir adelante 😉

      Un abrazo enorme desde Budapest

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »