Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Sobrevivir a una mudanza

Aunque me parezca mentira, a lo largo de mi vida me he mudado 20 veces. Sí, has leído muy bien: ¡20 veces! Se dice pronto, pero no se vive igual. Creo que estarán de acuerdo en que mudarse es siempre un proceso engorroso, “polvoso” y generalmente tedioso. Eso sí, pienso que hay que matizar lo que significia mudarse teniendo ya una familia y no cuando tienes 20-tantos, te ha dado por recorrer el Mundo (bueno, exagero un poco con lo de “Mundo”) con dos o tres maletas que puedes hacer y desahacer con relativa facilidad. Esta vez, la número 21,  es diferente.

De todas las veces que me he mudado hasta ahora nunca me había tocado lidiar con obreros que hacen lo que quieren si no los vigilas, ni con vecinos que se quejan del polvo y del ruido, cobradores de impuestos, abogados, agentes inmobiliarios, domicilio de pagos por servicios públicos y por supuesto, no había tenido nunca una pequeña ayudante que va sacando una a una, todos las cosas que acababa de meter en la caja.

Foto real de nuestras propias cajas antes de dejar el viejo departamento

Foto real de nuestras propias cajas antes de dejar el viejo departamento

Les comparto a seguir las cosas que me han parecido más divertidas, algunas incómodas y lo que he ido aprendiendo de todo este proceso.

Lo divertido:

  • Ver como La Muñe ya la última semana empezó a meter sus juguetes en una caja y hasta trató de cerrarla 🙂
  • Diseñar tu misma cómo se verán las habitaciones de la casa puede ser sumamente divertido.
  • Jugar con La Muñe a que las cajas de la mudanza son coches, castillos, fortalezas y todo lo que la imaginación quiera ofrecer.

Lo incómodo:

  • Explicarle a quien te vende el departamente que no quieres que te deje ningún mueble (muchas gracias, pero lo quiero vacío) y que al final te deje cuatro mesas que no te sirven de nada.
  • Que a la puerta  llame un muchacho preguntando por el antiguo dueño del apartamento y tener que explicarle que el señor ha fallecido hace meses y ver como se marcha con los ojos vidriosos.
  • Tener que decirle a los obreros que hacen la remodelación que lo están haciendo muy bien, muchas gracias, pero que llevan dos semanas de retraso y que si no terminan YA los vas a tener que echar y acabar el trabajo tú misma porque el camión con la mudanza llega en 3 días y aún no terminan con los detalles tontos.

Lo aprendido:

 

  • Las renovaciones nunca, nunca jamás acaban a tiempo y casi siempre hay que pagar más de lo estimado. (Creo que todos lo sabemos, pero no lo creemos hasta que nos pasa).
  • Después de la mudanza mi marido ha decidido unirse a mi “banda”… ha dicho que ahora sólo leerá libros electrónicos, no coleccionará nada y cada año donará a la caridad la ropa que ya no use.
  • Descubrir que tengo talento para la restauración de muebles y buen gusto para la decoración, cosa que me ha hecho inmesamente feliz. Siempre me ha gustado el DIY pero nunca había hecho tanto en mí vida.

Haciendo un balance, creo que la clave para sobrevivir a una mudanza es tomarlo con tranquilidad, aceptar que no todo será cómo lo imaginas, planificar con antelación y ser flexible a los cambios, especialmente si tienes niños pequeños.

¿Qué  anécdotas  tienes de tus mudanzas? ¿Te has mudado con niños pequeños?

8 años en Budapest

Con la llegada de septiembre me doy cuenta de que ya son 8 años en Budapest. Han pasado ...

Learn more
Un abrazo desde Budapest
Creative Commons License
Sobrevivir a una mudanza by madrexilio is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional
Based on a work at http://mamaexpatriada.com
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://mamaexpatriada.com
share
25 Responses
  • Marta
    marzo 17, 2014

    Qué pasada! Yo me he mudado… tres en una ciudad. Y dos en otra. No está nada mal, eh!!

    • madrexilio
      marzo 20, 2014

      Pues sí, no está nada mal!

  • Diana
    marzo 6, 2014

    Madre mía, y yo que creía que mudarme 5 veces eran muchas!!! Bueno, con la nena todo es más complicado, pero veo que también ha habido momentos divertidos.
    Muchos besos y a disfrutar de la nueva casa

  • Mami Katabum
    marzo 6, 2014

    21 mudanzas!! Me das de largo! Como te dije, he corrido con suerte que la mayoría de mudanzas en familia yo he estado embarazada y no he hecho casi nada. La última mudanza fue el año pasado y me quería volver loca porque la nueva casa no tenía espacio para las mil cositas que traes. Nos terminamos deshaciendo de casi todo. Incluso de los muebles. Cambiamos sofás por equipo de terapia.
    Una mudanza que tengo muy clara fue cuando ya casada iba a Ecuador y mi esposo traía puros instrumentos musicales y una máquina arcaica para hacer pasta que heredó de su abuelo. Yo traía libros. Los dos traíamos muy poca ropa.

    Me imagino que estabas feliz de ver a la muñe ayudándote!! Y bueno ya están en su casa y eso es un respiro enorme!

  • newlymami
    marzo 3, 2014

    Pues 20 mudanzas ya son unas cuantas, la verdad es un proceso tedioso, te entiendo bien, mi última mudanza fue muy tranquila porque no tuve que empacar nada y lo pude llevar todo con maletas. Pero la anterior que fue cambio de país y mientras iba como gitana de casa en casa fue terrible. Que lindo que la muñe empaca sus cosas 🙂 te habrás sentido la mamá más orgullosa del mundo. Espero que el proceso de desempacado no sea muy largo, la nueva energía de la casa siempre ayuda a hacerlo más rápido.
    Un besazo y suerte 🙂

    • madrexilio
      marzo 5, 2014

      Tienes toda la razón con eso de que la energía de la nueva casa ayuda a hacerlo más rápido 🙂 Terminamos en una semana y pocos días.
      Gracias por la visita y el súper optimista comentario.

  • Dolega
    marzo 2, 2014

    ¡¡¡Eres la primera persona que conozco que me gana en mudanzas!! yo he hecho 19 y no creo que haga ninguna más ó eso espero.
    Ten cuidado, siempre hay una caja que desaparece y aparece a los tres meses en un sitio totalmente a la vista y tiene multitud de cosas que te habías olvidado que tenías. 😛
    Besazo

    • madrexilio
      marzo 5, 2014

      ¡Ja! ¡Te he ganado! Yo no sé si haré o no alguna más, pero he tenido suficiente por un buen tiempo 🙂
      Otro beso para ti

  • madredelsigloxxi
    marzo 2, 2014

    Yo que pensaba haberme mudado muchas veces, me ganaste! Por cinco 🙂 Ya sabes que la mía fue hace poco, es mas estresante con niños, y los obreros NO ayudan para nada, pero ya ves, no importa el país, sus defectos son los mismos, jejeje, besos

    • madrexilio
      marzo 5, 2014

      Es verdad, en el país que sea, mudarse es incómodo, pero ahora que ya todo ha acabado empezaremos a disfrutar de nuestra casa 🙂

  • Madre Solo Hay Una
    febrero 28, 2014

    No puedo creer los dos primeros puntos de “Lo incómodo”. Creo que nunca he en mi vida me ha sucedido algo tan surreal. Como te contaba por Google+, yo también me he mudado muchas veces, pero chica, no tantas como tú. Has batido el record 🙂 Pero creo que cuando te mudas con tu familia, a un sitio permanente, todo es mucho más bonito. Saber, por ejemplo, que mi hijo va a crecer aquí, en esta casa que también remodelamos y decoramos con tanto amor, supera a todas las muchas mudanzas que hice en mis 20s cuando recorría parte del mundo.
    Pd. Yo también en mi última mudanza, decidí volverme minimalista!
    Un beso!

  • remorada
    febrero 26, 2014

    las mudanzas son el mal! yo de pensar que se nos acaba en diciembre el contrato con este departamento ya quiero llorar!!! T_T

    oye y no es por ser cruel, pero al chico de los ojos vidriosos le pudiste regalar las mesas que te dejaron!!! (ok, sí que soy cruel, pero no lo puedo evitar xD)

    • madrexilio
      febrero 27, 2014

      La verdad es que sí has sido muy cruel. Pobre chico, yo recuerdo haber tenido su inocencia y haberla pasado mal con la muerte de alguna vecina mayor… Además hemos econtrado una bici en el sótano y pensamos que puede ser de él, pero como no sabemos de dónde ha venido el chico ni a dónde se ha ido, no podemos preguntarle 🙁

  • Loque
    febrero 26, 2014

    Cielos, no solo te has mudado ¡¡también has hecho obra en casa!! Eres mi heroína.

    Yo soy como tu marido, tras mi última mudanza, me he hecho ascética y he renunciado a los bienes materiales, por lo menos los reduzco mucho más que antes.

    Yo de mudanzas tengo muchas cosas que contar, la mayoría tirando a amargas, pero no me ha pasado algo tan triste como lo del chico ese que preguntaba por el inquilino. Qué pena, pero qué bonito saber que alguien echa de menos a ese señor.

    Que mona la muñe, haciendo su mini-mudanza.

    • madrexilio
      febrero 27, 2014

      Tus historias de mudanzas son de lo mejor que he leído en el “género mudanzas”, ya quisiera yo tener la gracias que tienes tú para narrar desastres como el de lo que se han llevado los muebles “gratis”. Por cierto, uno de esos son los que me hacen falta para que se lleven las benidtas mesas que me han dejado… De momento las hemos metido como hemos podido en el sótano.

      Lo del chavalito que se fue todo triste fue un momento muy muy incómodo 🙁

  • Planeando ser padres
    febrero 26, 2014

    Lo de no acumular más libros en papel también lo hemos puesto en práctica nosotros, que en 5 años nos hemos mudado 3 veces. En la última estaba embarazada de 6 meses, así es que la bichilla aún no colaboró en nada.

    • madrexilio
      febrero 27, 2014

      Sí, es una maravilla que haya libros electrónicos, a nosotros el Kindle nos parece uno de los mejores inventos de la humanidad. Ecológico. limpio, ordenado y práctico. Mejo que la bichilla no ha colaborado, jajaja, así has acabado más pronto.

  • Azul Celeste
    febrero 26, 2014

    De bebé a Casada me mudé unas 7 veces, pero imagino que no cuenta. Ya casada me mudé 8 veces. Una de ellas embarazada de 8 meses 🙁 y creo fue la más difícil, porque no podía hacer mucho, básicamente nada… y “me ayudaron” a envolver mi triquerío, ándale que llegando a mi destino, la mitad de lo envuelto estaba roto, destrozado e inservible 🙁 ¡BUAAAH!
    La siguiente mudanza tuve que casi regalar todos mis muebles, porque me cobraban un ojo de la cara y de igual modo, varios muebles llegaron destruidos.
    Tres de mis mudanzas fueron con Mija bebé, jugaba mucho, me ayudaba también, me reí como nunca con ella, no se me hizo difícil, lo pesado ha sido tener que deshacerme de mis cosas, muchas de las cuales atravesaron el país para ir a parar a la basura 🙁

    • madrexilio
      febrero 27, 2014

      Qué pesar eso de que tus cosas te hayan llegado hechas añicos 🙁 Yo me he tenido que desprender de lo material infinidad de veces. La más dolorosa fue cuando dejé mi patria del corazón: México… tuve que decirle adiós a muchos libros que adoraba, mucha ropa que me gustaba. Reduje mi vida a 2 maletas y una cja de libros que mandé por correo. En fin… curiosamente, esa semana, la semana que me mudaba de continente, fui a una expo de arte postmoderno en el Centro Cultural Español en el Zócalo (DF) y vi una frase en una de las instalaciones que me removió todo por dentro: “La vida no cabe en una maleta”. Lo malo es que no recuerdo la autora, sé que era mujer, pero nada más.

      Un abrazo

      • mamaymaestra
        febrero 27, 2014

        La frase es el título de un poema de Silvia Spitta “La vida no cabe en una maleta” http://revista-iberoamericana.pitt.edu/ojs/index.php/Iberoamericana/article/viewFile/5459/5611 🙂

        • Azul Celeste
          febrero 27, 2014

          ¡Qué interesante! ¿Has visto de casualidad la película Up in the air? Clooney, el protagonista, vive en los aeropuertos, da conferencias por todo el país, carga sólo con una maleta y la conferencia (no se ve en la peli) es acerca de vivir cargando solo una mochila que pese lo menos posible -haciendo referencia más bien a la carga emocional que cada uno lleva a cuestas-
          -Por allá en Villahermosa Tab quedaron prácticamente todas mis pertenencias, un vecino me dijo: Imáginate que hubo inundación y lo perdiste todo. ¿No hubiera sido peor? 🙁 Pues… sí.

  • Isis
    febrero 25, 2014

    La verdad solo me he mudado unas tres veces en mi vida y siempre he dicho que no coleccionaré más cosas pero no lo cumplo! jajaja
    Me da gusto que se lo tomen tranquilamente porque las mudanzas son fuente de muchas peleas familares que he escuchado por ahí jaja

    • madrexilio
      febrero 26, 2014

      Jajaja, eso de no coleccionar cosas es difícil, digamos que yo lo tengo un poco más fácil porque mamá es coleccionista de cosas, lo que más atesora son libros, así que habiendo crecido en una “biblioteca” en lugar de una casa, jejeje, decidí que yo no guardaría nada. Hoy en día, después de tantos cambios de destino y de casa tengo sólo 2 maletas de ropa por cada temporada. Libros en papel muy pocos, casi todo electrónico.

  • Cira
    febrero 25, 2014

    De aquí unos días te cuento las anécdotas…este fin de semana nos toca traslado. De momento te digo que yo colaboraré esta semana haciendo cajas pero en el momento clave he decidio escapar a casa de mi madre con las niñas y dejarle el follón a mi señor…jeje 😉

    • madrexilio
      febrero 25, 2014

      Me encanta esa salida 🙂
      Espero ansiosa tus anécdotas. ¡Mucha suerte con todo!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »